Unas 60.000 personas asisten en La Malagueta a un rescate con infantes de Marina, legionarios y "paracas"

nacional

| 28.05.2011 - 15:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Unas 60.000 personas han presenciado este sábado en la Playa de la Malagueta (Málaga) una operación simulada de rescate de civiles, en la que han participado más 1.100 militares de los Ejércitos de Tierra y Aire y de la Armada, con el apoyo de buques, aviones y helicópteros de combate y vehículos blindados.

Antes de que comenzara la misión de evacuación, helicópteros 'Colibrí' de la Patrulla acrobática ASPA han protagonizado un festival aéreo, mientras que la más veterana Patrulla Aguila ha puesto el punto final a la exhibición.

Los miles de malagueños que han querido asistir al mayor despliegue de capacidades militares organizada por el Ministerio de Defensa para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas en Málaga se han ido apostando desde muchos minutos antes de que comenzara la exhibición a lo largo del Paseo Marítimo.

También ha habido quienes han compaginado la exhibición con un día normal de playa, ya que han sido también muchos los que han contemplado las maniobras militares desde la arena, bajo las sombrillas, e incluso desde el agua. En total, según fuentes municipales, el público ha alcanzado las 60.000 personas.

El acto ha empezado pasadas las 11.30 horas, con la exhibición acrobática de la patrulla ASPA, formada por cinco helicópteros Eurocopter EC-120 Colibrí del Ejército del Aire, que debutan en esta celebración de las Fuerzas Armadas. Durante más de 20 minutos han ido animando a los espectadores con impresionantes maniobras y se han ganado los primeros aplausos.

INFANTES DE MARINA, LEGIONARIOS Y 'PARACAS'

A las 12.00 horas ha dado comienzo la operación de rescate, con la preparación de la zona objetivo, en la que se encontraba apresado el personal civil de Naciones Unidas. En ese momento, una unidad de reconocimiento de Infantería de Marina se ha lanzado desde un helicóptero 'Sea King' al agua, con el objetivo de alcanzar la playa y con el apoyo de otro helicóptero.

Al mismo tiempo, un equipo de paracaidistas han realizado un salto en altura, mientras el cazaminas 'Segura', la fragata 'Alvaro de Bazan' y el portaaviones 'Príncipe de Asturias' se aproximaban a la playa. El despliegue se ha completado con otro equipo de seguridad de Infantería de Marina en embarcaciones 'Supercat'.

Una vez preparada la zona, para lo que se han empleado unos veinte minutos, la fuerza terrestre se ha dispuesto a preparar su acción en la playa, con ayuda de un helicóptero 'Tigre' y la inserción de tiradores de élite de la Brigada de la Legión, con un helicóptero 'Cougar'. Otros dos de estos aparatos han transportado más elementos de asalto de la Legión.

Una vez en la arena y con el apoyo aéreo de aviones de combate F-18 y Harrier, que han realizado atronadoras pasadas por la zona de la playa, tropas de asalto de Infantería de Marina y de la Legión han procedido al rescate de los civiles, una operación que, según ha explicado el relator, se ha saldado con un herido y cuatro rebeldes detenidos, que han sido trasladados por unidades de caballería de la Legión.

Por su parte, el herido ha sido evacuado por tierra, con la cobertura de vehículos blindados 'Centauro' y Vamtac', mientras que un helicóptero 'Superpuma' ha recuperado a un piloto que se encontraba en el agua, como consecuencia de un supuesto siniestro de su aparato. Una vez que todos los efectivos han sido "extraídos" de la playa, la fragata y el cazaminas se han alejado de la playa.

La exhibición ha concluido con una pasada de todos los medios aéreos, siendo los últimos en alejarse de la playa los aviones Harrier de la Armada, uno de los cuales ha realizado un aterrizaje vertical en la fragata 'Alvaro de Bazán'. Finalmente, la patrulla Aguila del Ejercito del Aire ha protagonizado un festival áereo, que ha concluido con el dibujo de los colores de la bandera nacional sobre el cielo, mientras el público rompía en aplausos.

El público se ha empezado entonces a dispersar, bien alejándose del Paseo Marítimo o volviendo a su día de playa. Los chiringuitos iban incrementando su clientela, a la que se han sumado algunos de los militares que han participado en la exhibición, todavía con el rostro pintado y preparado para el asalto.

La exhibición ha estado presidida por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez, que ha estado acompañado por los jefes de los dos ejércitos y la Armada, así como por el jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), general José Emilio Roldán.

También se encontraba el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la delegada del Gobierno andaluz, Remedios Martel, mientras que por parte del Ministerio, ha acudido el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, y el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta, entre otras autoridades.

La ministra, Carme Chacón, se sumará esta tarde a las celebraciones en la jura de bandera de personal civil, que tendrá lugar a las 20.00 horas. Viajará a Málaga tras asistir al Comité Federal del PSOE en el que se ha apostado por el vicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba para ser el próximo candidato socialista a las generales, tras la renuncia de Chacón a concurrir a unas primarias.