Treinta y cinco muertos al descarrilar un tren en el norte de la India

internacional

| 10.07.2011 - 18:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Treinta y cinco personas han muerto y unas 150 resultaron hoy heridas al descarrilar catorce vagones de un tren en el norte de la India, según informaron fuentes hospitalarias y de la Policía del país.

"Hemos sacado 31 cadáveres de los vagones, pero estimamos que el número de muertos total será de al menos 35", dijo a la agencia india IANS el director general de Policía Brij Lal.

En un primer momento, las autoridades se habían limitado a asegurar que había decenas de heridos y un centenar de personas atrapadas en el interior de los vagones del tren, y más tarde Lal elevó a una veintena el número de fallecidos.

El suceso ocurrió poco después del mediodía cerca de la estación de Malwa, en la región de Uttar Pradesh, cuando descarrilaron catorce vagones del expreso que une las ciudades de Howrah y Nueva Delhi, dijo a IANS el oficial de Ferrocarriles Pradeep Ojha.

El tren, que transportaba un millar de pasajeros, circulaba en ese momento a unos 105 kilómetros por hora.

A última hora de la tarde, se desconocía todavía la causa del descarrilamiento, aunque algunos oficiales han asegurado que el conductor del convoy activó el freno de emergencia justo antes de entrar en la estación de Malwa.

Imágenes difundidas por los canales indios de televisión mostraron cómo algunos pasajeros rompían ventanas y saltaban o tendían sogas confeccionadas con pañuelos y saris para deslizarse por ellos hacia el exterior.

Unos 200 agentes de Policía han participado en las tareas de rescate, según Lal, que aseguró que sus fuerzas usaron máquinas cortadoras para partir la chapa de los vagones.

Los heridos más graves han sido trasladados con ayuda de los lugareños al hospital del distrito de Fatehpur, situado a 17 kilómetros del lugar del accidente, y al de la ciudad de Kanpur, a 46 kilómetros.

La India tiene una de las redes de ferrocarriles más tupidas del mundo, pero a la vez sufre frecuentes accidentes debido a un mantenimiento deficiente de sus infraestructuras, una mala señalización o errores de su personal.

Las autoridades ferroviarias han ordenado el envío de dos trenes al lugar para transportar a los viajeros y contribuir a la tarea de ayuda, en la que también están participando efectivos y helicópteros del Ejército indio.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, manifestó sus condolencias por el accidente, y el Ministerio de Ferrocarriles y el Gobierno de Uttar Pradesh han anunciado compensaciones para las familias de las víctimas, como es habitual en el país.

Las familias de cada fallecido recibirán en total 600.000 rupias (unos 13.500 dólares).