Treinta Minutos: Irene Villa, sin detenerse ante la vida

Martes 27 de marzo, a las 21.15 h.

Se cumplen 21 años del salvaje atentado de ETA que sesgó sus piernas en octubre de 1991

Recorremos como es ahora la vida de Irene Villa, su trabajo, su próxima maternidad...

Irene Villa, 21 años después

21.03.2012 - 12:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Todos los españoles mantienen en el recuerdo la imagen de Irene Villa tirada en el suelo junto a su madre, María Jesús González, después de que un salvaje atentado de ETA con bomba le segara las piernas en octubre de 1991. 21 años después, Irene es una mujer nueva: una mujer que estudió dos carreras, que trabaja como periodista y escribe, que practica varios deportes, que ha estrenado dos nuevas prótesis robotizadas de última generación, que se ha casado y que espera un hijo. “Irene Villa, sin detenerse ante la vida” es la crónica del día a día de una mujer feliz que, siendo todavía una una niña, decidió mirar hacia adelante sin odio, pero con la dignidad y la verdad por banderas, llamando a las cosas por su nombre.

La cámara de Treinta Minutos ha tenido el privilegio de acompañar a Irene Villa durante dos semanas para conocer cómo es su nueva vida; una vida llena de actividad porque esta mujer de 32 años, aún embarazada, mantiene una agenda de trabajo absolutamente intensa: conferencias, charlas de coaching, presentación de libros y participación en tertulias radiofónicas y televisivas consumen buena parte de su tiempo.

Irene se encuentra probablemente en el mejor momento de su vida: su marido Juan Pablo quedó cautivado por ella cuando la conoció. Ahora ambos esperan su primer hijo: el programa les ha acompañado durante uno de los momentos más emocionantes que han vivido juntos: una ecografía donde han podido escuchar los latidos del corazón del bebé. Además, durante la grabación de este reportaje Irene Villa ha recibido, procedentes del Reino Unido, dos piernas protésicas de última generación controladas por microprocesadores que van a cambiar radicalmente su calidad de vida: en 2006 Irene apostó por someterse en Suecia a una compleja cirugía de osteointegración de parte de las prótesis en sus muslos: ahora las dos prótesis que ha recibido procedentes del Reino Unido culminan un proceso que le permitirá tener, literalmente, dos nuevas piernas con funcionalidad, libertad de movimientos, forma, textura, color y detalles de dos extremidades reales.

Participan en el reportaje “Irene Villa, sin detenerse ante la vida” su marido Juan Pablo Lauro, su hermana Virginia, su madre, María Jesús González, y su padre, Luís Alfonso Villa.