Treinta Minutos: "Escenarios de asfalto"

El jueves 16 de febrero, a la 01:00 h.

Cuando la fama y el éxito dan la espalda, la calle se convierte en escenario

Arte en la calle en Madrid (Archivo)

13.02.2012 - 15:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cuando se cierran las puertas de los teatros o las salas de concierto, cuando la fama y el éxito dan la espalda, al artista sólo le queda buscar al público allá donde se encuentra: en la calle. “Escenarios de asfalto” es la crónica de cómo distintos artistas callejeros, músicos, actores, pintores e intérpretes, ofrecen lo mejor de sí, haga frío, llueva o nieve. “Escenarios de asfalto” recorre distintas calles de Madrid para recoger cómo durante 24 horas se concentra el mejor arte de la denominada escena urbana.

“Lo más difícil de la calle es captar la atención del público”. Con esta frase resume Rafael, como tantos otros artistas callejeros, el principal reto a que se encuentra cada vez que actúa como cómico. En pleno invierno, Rafael recorre terrazas ofreciendo un espectáculo de mimo o de monologuista, desarrollando diversos personajes. A veces le sale algún “bolo” en un teatro, en ocasiones imparte clases de interpretación; pero la principal fuente de ingresos Rafael la tiene del público de la calle.

Noemi, conocida como “La niña del Cabo”, es cantautora. Pertrechada con una guitarra, sus raíces son flamencas. Actúa en el metro. Considera que es muy difícil tener un espacio en el circuito de salas, con actuaciones mal pagadas e irregulares: “para regalar mi música, prefiero regalarla en la calle”, resume Noemi. No obstante, Noemi tuvo suerte: en una actuación, un “mecenas” se fijó en su arte y le financió parte de los gastos de grabación de su primer disco.

Fernando es pintor. Hace 25 años trabajaba como agricultor en Extremadura. Su sueño era conocer Madrid y su bohemia artística. Autodidacta, Fernando hizo la maleta y se vino a la capital a probar suerte: desde entonces lleva un cuarto de siglo pintando retratos en la Plaza Mayor y vive, como no podía ser de otra forma, muy cerca del Arco de Cuchilleros. También copista en El Prado, Fernando está satisfecho con su vida: “he cumplido mi sueño: vivir de la pintura y estar siempre en Madrid”.

Pía Tedesco es argentina y se formó en el Conservatorio Nacional de Argentina. Su especialidad son los espectáculos de cabaret en pequeños teatros, pero, sobre todo, cantar swing a pleno pulmón en plena calle. Paula, una compatriota suya, también artista y actriz, ha desarrollado precisamente un personaje que describe su propia peripecia vital: “el emigrante”, una estatua humana con la que actúa delante del centro comercial La Vaguada. Paula permanece inmóvil como estatua, haga el tiempo atmosférico que haga, durante varias horas cada día. Paula reivindica esta actividad como arte y recalca que “no hay que confundirla con la mendicidad”.

Kamala es cantautora y lleva 12 años tocando en el metro de La Latina. La esquina desde la que actúa es ya parte del paisaje urbano de la ciudad. Su constancia y su fidelidad al arte callejero han dado frutos: un productor que la vio se fijó en su arte y la ha ayudado a grabar un disco. De hecho, recientemente grabó junto a Alejandro Sanz un videoclip donde el célebre, en el marco de un programa de apadrinamiento de artistas callejeros.

El programa ha mostrado también el espectáculo de malabarismo de José, un artista que trabajó durante años como feriante hasta que lo dejó todo por los espectáculos circenses. Vive gracias a los ingresos que recoge en un semáforo en la Glorieta de Pirámides y a lo que gana durante los veranos en la costa. José resume la filosofía de vida de los artistas callejeros en una sola frase: “a veces se te pasa por la cabeza dejarlo, pero no lo haces, porque al final tu jefe, el público, siempre te ofrece una sonrisa”.