Theo y Llorente, refuerzos para las posiciones sin respuesto del Madrid

El lateral zurdo no tenía un sustituto de nivel para Marcelo y en el pivote defensivo solo estaba Casemiro

Theo Hernández y Marcos Llorente

deportes

| 07.07.2017 - 11:54 h

El fichaje de Theo Hernández y la vuelta de Marcos Llorente permitirán al Real Madrid reforzar las dos posiciones más débiles que tenía el equipo, el lateral zurdo, que no tenía un sustituto de nivel para Marcelo, y el pivote defensivo, posición en la que solamente estaba Casemiro.

Estos dos jugadores, muy jóvenes, vienen dispuestos a ganarse minutos de calidad en las filas del campeón de Europa, avalados y animados por el trabajo de Zinédine Zidane, que ahora puede manejar mucho mejor su política de rotaciones, con dos jugadores por puesto.

THEO, PARA DAR DESCANSO A MARCELO

En el caso de Marcelo, titular casi indiscutible en el lateral izquierdo desde hace casi una década y que esta temporada ha jugado 3.878 minutos en 48 partidos, siendo uno de los más utilizados por el entrenador, no ha tenido relevo específico en el lateral.

Así, con Fabio Coentrao, el otro lateral zurdo y que le llegó a arrebatar el puesto por sus problemas físicos en el tramo decisivo de la campaña 2013-2014, sin el nivel exigido y con una presencia testimonial, las soluciones para Zidane pasaban por Nacho Fernández y Danilo.

El canterano ha sido el sustituto más usado gracias a su polivalencia para jugar en todas las posiciones de la defensa, pero le pesaba, además de sus diferentes características, el ser diestro, lo mismo que al brasileño, más parecido a su compatriota, pero lejos de tener regularidad y confianza, y 'peor' defensa.

MARCOS LLORENTE, REPUESTO DE CASEMIRO

Por su parte, Casemiro también parece que tendrá más descanso asegurado este curso con al vuelta del canterano Marcos Llorente. El brasileño ha jugado 3.314 minutos en 42 partidos, que hubieran sido seguramente muchos más si no se hubiera roto el peroné frente al Espanyol a principios de temporada.

El brasileño no tenía recambio natural y Zizou se vio obligado a colocar al croata Mateo Kovacic, poderoso en lo físico, pero menos disciplinado a nivel defensivo, o al alemán Toni Kroos en la posición de pivote, en la que no funcionan igual ni ofensiva ni defensivamente.

Y es que Casemiro aporta el equilibrio y la contundencia en el centro del campo, libera a los interiores de mayor esfuerzo defensivo y les permite centrarse más en su labor creativa, fundamental para ver el crecimiento tanto de Kroos como de Luka Modric. Además, en el apartado ofensivo ha creado peligro a balón parado y ha terminado con seis goles, entre ellos el de la final de la Liga de Campeones ante la Juventus.

NIETO DE PACO GENTO

Por su parte, Marcos Llorente, hijo de Paco llorente, sobrino de Julio Llorente, nieto de Ramón Grosso y sobrino nieto de Paco Gento, todos jugadores de la casa, debe ser el que dé aire a Casemiro después de firmar una brillante campaña, al igual que Theo, en el sólido Alavés, certificada en el pasado Europeo Sub'21.

El mediocentro madrileño ha sido el mejor recuperador de esta temporada con 303, y ha dado 46 pases de media por partido con un gran porcentaje de acierto, cualidades que dejan claro que está listo para asumir el siempre complicado reto de jugar en un equipo que suele mirar más hacia delante que hacia atrás.

Tácticamente, Llorente destaca por su inteligencia y su gran lectura de juego, realizando coberturas constantes y funcionando como un centrocampista muy seguro, mientras que, gracias a su buena técnica, también es capaz de sacar el balón desde atrás tanto en corto como en largo.