Ricardo Darín: "El premio Donostia es el más importante de mi vida"

Presenta en los Teatros del Canal de Madrid una nueva temporada de la obra 'Escenas de la vida conyugal' junto a Andrea Pietra

cultura

| 15.09.2017 - Actualizado: 15:28 h

REDACCIÓN /EUROPA PRESS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El actor argentino Ricardo Darín ha confesado este viernes 15 de septiembre que el galardón honorífico que recibirá en la 65 edición del Festival de San Sebastián, es "el más importante" de su vida "porque no es sólo un premio, sino un reconocimiento" a toda su carrera profesional.

Así lo ha expresado el actor durante la presentación de la pieza teatral 'Escenas de la vida conyugal', que arranca una nueva temporada en los Teatros del Canal de la capital madrileña el próximo 20 de septiembre, junto a su compañera de escenario, la también argentina Andrea Prieta, que sustituye a Erica Rivas en esta pieza dual.

El Premio Donostia que recibirá Darín el próximo 26 de septiembre es el más importante del Festival, donde, además, también presentará 'La cordillera', una cinta cuya historia transcurre en una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile.

"Todas las noches, repaso un posible discurso de agradecimiento por este premio, pero a la mañana siguiente, no me acuerdo de nada", ha reconocido el actor, que ha asegurado que tendrá que ayudarse de una guía para expresar todo lo que supone el galardón para él. "Si no lo hago, voy a empezar a lloriquear como una cocinera cortando cebolla", ha bromeado. Con todos los frentes profesionales que tiene abiertos, Darín ha dicho con humor que le espera "un palizón", pero que su "juventud" le ayudará a sacar a todos los proyectos adelante.

UNA NUEVA TEMPORADA DE 'ESCENAS DE LA VIDA CONYUGAL' CON OTRO REPARTO

El estreno de la obra 'Escenas de la vida conyugal' en 2015, dirigida por Norma Aelandro y basada en la obra homónima de Ingmar Bergman, "batió todos los récords" de audiencia de los Teatros del Canal, según han explicado desde la entidad, por lo que ahora, vuelve a las tablas con algunos "cambios profundos", como el reparto.

En palabras de Darín, el "desencuentro" con la actriz Erica Rivas les llevó a una "separación", en una situación donde la ficción ha superado a la realidad, puesto que eso es lo que ocurre en la historia teatral. Tras este episodio, Darín se replanteó la obra y, ante la nueva oferta de relanzar la obra, pensó en Andrea Prieta, a quien ha calificado como "un tsunami de energía".

"En una obra representada por dos personas, el cambio de uno de los actores supone readaptarlo todo", ha señalado Darín, al tiempo que ha asegurado que, bajo su punto de visto, volver a los escenarios con esta representación "es como un nuevo estreno, con los nervios típicos de la primera vez".

"Cada uno tiene un ADN y una composición cromática que de forma consciente o inconsciente se imprime en sus roles dentro de las expresiones artísticas, y Andrea ha dado un giro a la obra, porque arroya con toda su energía y a mí me ha hecho readaptarme mi papel", ha reconocido Darín.

Por su parte, Prieta ha confesando sentirse "muy feliz y contenta" por tener la oportunidad de trabajar en Madrid y en España y, sobre todo, participar en una obra como ésta, que es "una joya".

Juan (Ricardo Darín) y Mariana (Andrea Prieta) relatan al público una secuencia de escenas que tiene que ver con su matrimonio y la relación que mantienen después de su divorcio. En un ámbito atemporal y sin referencias concretas a ninguna época, se entregan a un juego en el que, alternativamente, son actores y personajes, traspasando la cuarte pared y haciendo cómplices a los espectadores, que inevitablemente se ven reflejados en muchas de las situaciones que se plantan en la obra, que puede ser divertidas, a la par que dramáticas y violentas.