Orlando Ortega, a la final de 110 metros vallas

Husillos, sexto en su semifinal de 400, no pasó a la final; tampoco Kevin López ni Álvaro de Arriba en 800

Tori Bowie, campeona del mundo de 100 metros lisos

El neozelandés Walsh se doctora en peso ante el descalabro de Crouser

La griega Stefanidi prolonga su reinado en pértiga

La belga Thiam, oro en el heptatlón, sigue siendo la más completa

Rolando Ortega

deportes

| 06.08.2017 - 21:20 h

Efe

Orlando Ortega, medallista de plata olímpico en 110 m vallas, enganchó el tren de la repesca para meterse por primera vez en si vida en la final de unos campeonatos del mundo, aferrándose a la esperanza de recuperar la forma del pasado año en una temporada de lesiones. Este lunes Ortega estará otra vez en la lucha por las medallas. Competidor como pocos, se ganó el puesto con un registro de 13.23 que le dio una de las dos plazas de repesca.

Partió por la calle 4 en la primera serie y llegó a mitad de trayecto en condiciones de sacar a relucir su poderoso final, como había hecho en la final olímpica, pero su forma física no era la misma. Terminó cuarto con 13.23 y sólo pasaban dos por puestos. "Sólo queda rezar", comentó durante la espera. Y al final su marca fue suficiente para pasar.

YOEL CONTRERAS, SIN FINAL

En la segunda semifinal, Yidiel Contreras careció de toda opción. Su marca era la segunda peor de todas y se impuso la lógica: séptimo con 13.65 y eliminado. En 400 metros, Óscar Husillos se despidió más que satisfecho en semifinales con un tiempo de 45.16, por segunda vez en Londres récord personal. Es el segundo español de la historia (tras David Canal) que ha llegado a unas semifinales de 400 metros en unos Mundiales al aire libre.

"Dos marcas personales en 30 horas en mi primer Mundial es para estar satisfecho", razonó el palentino.

KEVIN LÓPEZ Y ÁLVARO DE ARRIBAM ELIMINADOS EN SEMIFINALES DE 800

Kevin López y Álvaro de Arriba se despidieron en semifinales de 800, ambos como octavos y últimos clasificados en sus series. Por marcas lo tenían imposible, y no sucedió el milagro. López marcó un crono de 1:47.62. "Quería la final pero claramente no estaba para eso", reconoció.

En la tercera semifinal, De Arriba corrió la misma suerte. Entró ya algo descolgado en calle libre y no terminó de enlazar con el grupo. Tampoco pudo evitar el último lugar, con 1:46.64. "Lo he dado todo y estoy muy contento porque he trabajado un año para dos grandes citas y hay que disfrutarlo también, y mas siendo una semifinal. Cierro un año de diez", subrayó.

JAVI GUERRA, 17º EN MARATÓN

Por la mañana, junto a Tower Bridge, el segoviano Javi Guerra y la valenciana Marta Pérez obtuvieron los mejores resultados españoles en el maratón. Con un registro de 2h15:22, por tercer mundial consecutivo Guerra ha estado entre los 20 mejores en el maratón, decimoséptimo, después de haber sido decimoquinto en Moscú 2013 y decimotercero en Pekín 2015. Los otros dos españoles, Ayad Lamdassem e Iván Fernández, se retiraron.

Marta Esteban, durante muchos kilómetros en el grupo de cabeza, terminó vigésima primera con un tiempo de 2h33:37, a 6:26 minutos de la ganadora, la bahrainí Rose Chelimo. Cubrió el medio maratón en el puesto 25 con 1h15:11 y la segunda mitad en 1h18:26.

La cántabra Paula González terminó en el puesto 46 con 2h42:47, acalambrada hasta el punto de arrojarse al suelo nada más cruzar la meta, y Marisa Casanueva en el 78, la última que acabó la carrera, con 3:05.03.

TORI BOWIE DA LA SORPRESA EN LOS 100 METROS LISOS

Un día después de la inesperada derrota de Usain Bolt a manos de Justin Gatlin y Christan Coleman en 100 metros, Tori Bowie agravó la depresión del atletismo jamaicano al arrebatarle también el título mundial femenino del esprint puro. Bowie voló en los últimos metros para proclamarse campeona mundial con una marca de 10.85 que agiganta la venganza de Estados Unidos sobre Jamaica, que pierde en 24 horas los dos títulos.

En este caso la humillación fue aún mayor, porque ninguna velocista jamaicana subió al podio. La medalla de plata fue para la marfileña Marie-Josee Talou con 10.86, récord personal, y la de bronce para la holandesa Dafne Schippers (10.96), en tanto que la jamaicana Elaine Thompson, doble campeona olímpica en Río, terminaba en un distante quinto lugar con 10.98.

WALSH, ORO EN PESO

El neozelandés Tom Walsh remató con un tiro de 22,03 metros la final de peso de los Mundiales, en la que el gran favorito, el estadounidense Ryan Crouser -campeón olímpico y líder del ránking del año- terminó lejos del podio.

El norteamericano Joe Kovacs, subcampeón olímpico, volvió a ser también aquí segundo (21,66) y el croata Stipe Zunic se alzó con el bronce con 21,46, cinco centímetros más que el checo Tomas Stanek, mientras el favorito Crouser terminaba sexto con 21,20.

Con cuatro atletas en la final, Estados Unidos tenía todas las de ganar en lanzamiento de peso, que ofrecía el enésimo duelo, como en la final olímpica de Río, entre Ryan Crouser y Joe Kovacs, líderes, además, de la lista mundial del año con 22,65 y 22,57 (séptimo y noveno de todos los tiempos). Pero el título se fue a Nueva Zelanda gracias a Walsh, que en un año progresó desde el bronce olímpico al oro mundial.

Kovacs, que defendía título, se había visto eclipsado durante toda la temporada por Crouser, que le batió en los campeonatos nacionales con unos impresionantes 22,65 metros, pero el barbudo gigante rubio fracasó sin paliativos.

LA GRIEGA STEFANIDI PROLONGA SU REINADO EN PÉRTIGA

La griega Ekaterini Stefanidi, campeona olímpica de pértiga, prolongó su reinado un año después con el título mundial tras salir airosa de un nuevo duelo con la estadounidense Sandi Morris, como en los Juegos de Río 2016. Un salto de 4,91 metros, ejecutado al primer intento, entregó a Stefanidi una nueva medalla de oro en alta competición, relegando a Morris otra vez al segundo puesto (4,75).

La medalla de bronce habló español por partida doble. La cubana Yarisley Silva, defensora del título, y la venezolana Robeilys Peinado compartieron el tercer cajón del podio con 4,65, que en el caso de esta última es récord nacional.

LA BELGA THIAM, ORO EN HEPTATLÓN

Un año después de coronarse campeona olímpica de heptatlón en Río, la belga Nafissatou Thiam ratificó con sólo 22 años su condición de atleta más completa del mundo al conseguir el título mundial con una suma de 6.784 puntos, 26 menos que en la final olímpica.

La alemana Carolin Schafer, con 6.696, y la holandesa Anouk Vetter, actual campeona de Europa, con 6.636, acompañaron en el podio a la nueva estrella del atletismo belga.