OCDE: España alcanzará el 23 % de paro en 2012 y solo crecerá un 0,3 %

La OCDE considera posible una gran depresión en los países de la zona euro

La OCDE dice que el BCE debe actuar para evitar el contagio y la recesión

economia

| 28.11.2011 - 12:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La OCDE consideró este lunesque el riesgo de suspensión de pagos por el nivel de las deudas soberanas puede amenazar con una gran depresión en los países de la eurozona. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aludió a esa posibilidad en un informe en el que además revisa a la baja las perspectivas económicas para sus países miembros y los grandes emergentes.

La OCDE constató que la eurozona ha entrado ya en una recesión, por el momento suave, y también alertó en su informe semestral de Perspectivas Económicas que otro "serio riesgo a la baja" vendría de Estados Unidos si no se concretaran los planes de ajuste fiscal. En ese caso, la mayor economía del mundo podría caer también en recesión y la política monetaria tendría un margen prácticamente nulo para evitarlo.

En caso de que esos malos augurios se cumplan, el PIB de la zona euro disminuiría en torno al 2 % tanto en 2012 como en 2013, con una caída sólo un poco menos fuerte en Estados Unidos el año próximo, que no pasaría en ese caso del estancamiento en 2013. Sin llegar a esos extremos, el escenario central de los autores del informe augura una ralentización el año próximo del crecimiento económico en la OCDE en su conjunto, con un 1,6 % tras el 1,9 % en 2011, lejos del 2,8 % y del 2,3 % que esperaban en su precedente estudio del mes de mayo. Para 2013, la progresión sería del 2,3 %.

La principal razón de esa ralentización es la zona euro, que sufrirá un casi estancamiento en 2012, con un tímido ascenso de su Producto Interior Bruto del 0,2 % (comparado con el 2 % que se preveía en mayo) tras el 1,6 % de 2011 (también se anticipaba un 2 %). En 2013 la progresión quedaría en el 1,4 %.

LA OCDE CREE QUE ESPAÑA CUMPLIRÁ SU OBJETIVO DE DÉFICIT

Paralelamente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera que la economía española volverá a contraerse en el cuarto trimestre de 2011 y que la tasa de paro llegará a rozar un máximo del 23% en 2012, pero, sin embargo, estima que el Gobierno logrará alcanzar su objetivo de reducir el déficit hasta el 3% en 2013.

En su informe 'Perspectivas Económicas de la OCDE', la organización explica que esta contracción de la economía refleja la ralentización del comercio mundial y el impacto de la crisis de deuda de la eurozona en la confianza y en las condiciones de financiación a nivel nacional. Asimismo, cree que la gradual recuperación posterior vendrá respaldada por las mejoras en la competitividad del país, aunque señala que la consolidación presupuestaria prevista debilitará la demanda doméstica.

La OCDE cree que el Producto Interior Bruto (PIB) de España registrará este año un incremento del 0,7%, dos décimas menos que en su anterior estimación, mientras que para 2012 ha revisado fuertemente a la baja su previsión de crecimiento, desde el 1,6% hasta el 0,3%. Asimismo, augura que la economía española se acelerará de nuevo en 2013, cuando la expansión de su actividad económica alcanzará el 1,3%.

DESEMPLEO

La institución con sede en París ha empeorado sus pronósticos de paro en la economía española y prevé ahora que la tasa de desempleo cierre 2011 en el 21,5%, para repuntar hasta el 22,9% en 2012 y descender ligeramente al 22,7% en 2013. En su estimación del mes mayo, estimaba que el paro iba a alcanzar el 20,3% este año y el 19,3% el próximo.

Por otro lado, la OCDE espera que España logre reducir su déficit público al 6,2% del PIB en 2011, una décima por debajo de lo que preveía en mayo, pero aún dos décimas por encima del objetivo marcado para el presente ejercicio. Sin embargo, las estimaciones de la organización contemplan que España logrará reducir el desequilibrio de sus cuentas públicas el próximo año hasta el 4,4% y en 2013 hasta el 3%, el objetivo marcado por el Gobierno.

RIESGOS DEL AUMENTO DE LOS DIFERENCIALES

La OCDE advierte de que las elevadas primas de riesgo de la deuda pública española se están trasladando a las condiciones de financiación del sector privado en cierta medida, al mismo tiempo que los precios de la vivienda siguen bajando, debilitando los balances de las entidades más expuestas al sector, especialmente las cajas de ahorros. En este sentido, advierte de que un mayor incremento de los diferenciales de España elevaría los costes de financiación del sector privado y prolongaría la crisis inmobiliaria. "En vista del relativamente elevado endeudamiento del sector privado no financiero y de la exposición del sector bancario al riesgo inmobiliario, el impacto en la actividad económica puede ser sustancial", alerta.