Montoro dice que los Presupuestos de 2012 serán los más austeros de la Democracia

Montoro anuncia "reformas parciales" en algunos impuestos

Cristobal Montoro

nacional

| 27.03.2012 - 10:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pedido la colaboración y el "estímulo" de todos los grupos políticos para llevar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que serán "los más austeros de la Democracia".

"Estamos ante un esfuerzo presupuestario como seguramente no hemos realizado en nuestro país hasta ahora, por la naturaleza de la crisis financiera que perjudica a España", dijo Montoro durante el pleno del Senado.

Según el titular de Hacienda, el objetivo del Gobierno con estos presupuestos es "ganar credibilidad ante los socios europeos, ante los acreedores de España, y la confianza de la sociedad". Las cuentas para este ejercicio, según explicó, "pueden y deben" reducir el nivel de gasto público del país, que están realizando los diferentes ministerios, "sin afectar a los servicios públicos básicos que están conferidos a la Administración General del Estado".

Montoro se mostró convencido de que la reducción del déficit y el cumplimiento del 5,3% comprometido con las instituciones comunitarias"con los ojos que miran a España"--, es "el camino más recto" para salir de esta crisis económica "tan larga y tan dolorosa" y para "superar esta situación de destrucción de puestos de trabajo".

"Esperamos el entendimiento del Grupo Socialista, de todos los grupos políticos, respecto de un objetivo ambicioso pero perfectamente alcanzable, con cuya consecución nos jugamos mucho como país; nos jugamos el ser o no ser, como durante mucho tiempo no ha estado en juego España", remarcó el ministro.

"LA SUBIDA DEL IRPF ES TEMPORAL"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, adelantó este martes que los Presupuestos Generales del Estado de 2012, que aprobará el viernes el Consejo de Ministros, pueden incluir "reformas parciales dentro de los grandes impuestos" y "contribuciones más equilibradas y mejor ponderadas entre los agentes económicos". Al término de su participación en la presentación del libro 'Rodrigo Rato. El gran artífice' de la periodista Carmen Gurruchaga, Montoro dijo que el Gobierno esta estudiando estos días este tipo de medidas, pero descartó que se vaya a acometer "ningún cambio tributario que perjudique el crecimiento económico y la creación de empleo".

"En nuestro proyecto político no figura la subida de impuestos permanente, no creemos que haya que subir ninguno de los grandes impuestos en España y no creemos que vayamos a salir de esta crisis con mayores impuestos, porque estamos en recesión y no podemos aplicar ninguna subida que pueda profundizar en la recesión y deprimir el consumo", reiteró Montoro, tras recordar que la subida del IRPF es "temporal".

Por otro lado, el titular de Hacienda defendió la estabilidad presupuestaria y las reformas estructurales y reprochó, en un tono muy crítico, las voces de la UE que desconfían de los planes de saneamiento de España. En este punto, se preguntó si hay alguien en Europa que puede "dar lecciones" a España sobre estabilidad presupuestaria cuando es el primer país de la UE que aprobó en 2002 una ley para asegurar el déficit cero.

TIRON DE OREJAS A BRUSELAS

"¿Hay algún país de Europa que haya reducido 30 puntos su deuda pública sobre el PIB?", se preguntó Montoro, tras indicar que le produce risa oír hablar de la desconfianza que genera España en la reducción del déficit.

También se mostró partidario de llevar a cabo una reforma de la Función Pública, y añadió que no se pueden extender "los tentáculos de la Administración Pública hasta ahogar la iniciativa privada". Así, afirmó que es preciso volver a la política de las privatizaciones, no sólo de las empresas públicas, sino también de los ámbitos "hasta ahora reservados" a la función pública.

Finalmente, aseguró que el Gobierno está "absoluta y completamente decidido" a profundizar en las reformas estructurales y a conseguir unos presupuestos en equilibrio cuanto antes, con el fin de que España pueda salir pronto de la crisis. "Haciendo los deberes, sin atajos, sin recovecos, las reformas fructificarán pronto", insistió.