Maduro amenaza con meter en la cárcel a todos los jueces nombrados por el Parlamento

internacional

| 24.07.2017 - 15:04 h

EFE/REDACCION

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy que los 33 magistrados nombrados el viernes como tales por el Parlamento para sustituir a los jueces del Tribunal Supremo irán presos "uno por uno" y se les congelarán sus bienes y sus cuentas bancarias.

"Esta gente que nombraron, usurpadores que andan por ahí. Todos van a ir presos, uno por uno, uno detrás de otros. Todos van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo, y nadie los va a defender", afirmó Maduro durante su programa semanal en la televisión pública.

Uno de estos magistrados, Ángel Zerpa, fue detenido ayer por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en una acción que ha sido calificada de "terrorismo de Estado" por el Parlamento, de mayoría opositora, y que ha acusado a los jueces en ejercicio del TSJ de ser el brazo judicial del Gobierno.

"Ahora están cometiendo el error garrafal de crear un Estado paralelo, que es una barrabasada, una estupidez, una cosa de muchachos, de adolescentes políticos", agregó Maduro en alusión a los nombramientos del Parlamento.

La oposición venezolana aprobó el viernes las designaciones de nuevos magistrados semanas después de que la fiscal general, Luisa Ortega, impugnara sin éxito los nombramientos de 33 jueces que ahora ocupan los sillones del Supremo por presuntas irregularidades en su proceso de elección.

Por otra parte, Venezuela entra en una semana crucial, con las elecciones el próximo domingo para reformar la carta magna del país. Maduro quiere sacar adelante su proyecto contra viento y marea, y para ello, rechaza la presión internaciona y recuerda a los que llama "gobiernos imperiales", que manda Venezuela, nadie más.

Amenazas por un lado y petición de diálogo por otro. Pide a la mesa de Unidad Democrática que lleguen a un acuerdo de paz, pero éstos, no aceptan. Llaman a boicotear la votación del domingo y convocan una huelga general que empezará el miércoles. Será de 48 horas. Aseguran que no se van a dejar exclavizar, sin pelear.