Los estanqueros temen una caída de las ventas de hasta el 20% si el fumador "huye" al contrabando

Las cajetillas más consumidas costarán tras la subida fiscal en torno a los 3,60 euros

03.12.2010 - 18:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Unión de Asociaciones de Estanqueros de España advierte del riesgo de que la subida de impuestos sobre el tabaco aprobada por el Gobierno provoque una "huida del consumidor hacia tráficos ilícitos", ya sea el contrabando o las falsificaciones, que están proliferando con la crisis.

Esta organización, que estima que el endurecimiento de la Ley Antitabaco impactará en las ventas con una caída de alrededor del 10%, considera que este porcentaje podría llegar a duplicarse, hasta el 20%, si el alza impositiva genera ese traslado del consumo hacia las labores ilegales. "Es un tema preocupante", dijo a la agencia Europa Press el presidente de la Unión de Estanqueros, Mario Espejo, quien advirtió de que el Gobierno puede llegar a encontrarse con un "fenómeno contrario" al que busca, con una disminución de la recaudación si aumentan los tráficos ilícitos.

Espejo detalló que en provincias cercanas a Gibraltar, como Cádiz, Málaga o Sevilla, se han producido descensos de ventas de entre el 21% y el 25% en el último año. Según el presidente de la organización, el sector tenía asumido que se produciría un aumento del impuesto mínimo sobre los cigarrillos, pero se ha aprobado "una subida técnica en un movimiento general de intento de elevar el volumen de recaudación". En su opinión, el alza ha sido "un poco alta".

"Estos temas tienen que tratarse con un exquisito cuidado, teniendo en cuenta la capacidad adquisitiva general", remarcó Espejo, quien, no obstante, afirmó que el precio del tabaco en España se mantiene como uno de los más bajos de Europa. Según señaló la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, el precio medio de las cajetillas de tabaco más consumidas quedará tras la subida fiscal en el entorno de los 3,60 euros. El presidente de la federación de estanqueros afirmó que la categoría más vendida oscila actualmente entre los 3,10 y los 3,30 euros en función de la marca.