López, tras su cese: "La fortaleza de un partido no es someter al débil"

La Portavoz de Podemos en Madrid echó en falta más diálogo al cesar a su antecesor

José Manuel López

29.12.2016 - 21:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exportavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid José Manuel López asegura que todavía no conoce la "razón oficial" de su cese, que atribuye a las "dificultades para gestionar la pluralidad" interna, y avisa de que "la fortaleza de un partido no es someter al débil", sino "integrar a todo el mundo".

El grupo parlamentario de Podemos en la Cámara regional ratificó ayer la destitución de López, planteada el pasado viernes en el Consejo Ciudadano del partido en la Comunidad de Madrid y que el exportavoz no termina de entender.

"No hay una razón oficial", afirma en una entrevista con la Agencia Efe sobre su cese.

Un asunto que cree que tiene más que ver "con lo orgánico que con lo político" y que relaciona también con las "dificultades para gestionar la pluralidad" interna del partido.

"La gente está planteando que seamos un proyecto más amplio y que la diversidad esté representada, esta vez no lo hemos hecho bien y hemos aplicado un tic de vieja política", sostiene.

Por ello, anima a sus compañeros a generar una "cultura diferente" en lugar de hacer uso de una "cultura vieja que gestiona la pluralidad con las mayorías", como cree que ha ocurrido en su relevo como portavoz y en la reestructuración posterior de la dirección del grupo, donde dos de los siete cargos los ocupan diputados 'errejonistas'.

"La fortaleza de un partido no es someter al débil, es integrar a todo el mundo para que esto sea más plural", advierte.

En las primarias celebradas recientemente para renovar el Consejo Ciudadano, órgano político del partido en la región, López formó parte de la lista liderada por la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, próxima al número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

Su sucesora en el cargo, Lorena Ruiz-Huerta, pertenece al ala anticapitalista del partido que se integró en la lista del actual secretario general de Podemos en la región, Ramón Espinar, afín a Pablo Iglesias.

Para López, el hecho de que la nueva portavoz marcara su posición política con su pertenencia a una de las candidaturas no es un inconveniente a la hora de trabajar "por encima de las disputas entre familias" del partido, como ella misma dijo.

"No creo que sea un problema haber participado en unas primarias (...) lo que no puede ser es castigar la diversidad", subraya.

El exportavoz cree que las diferencias existentes en el grupo se deben precisamente a "la forma de gestionar la pluralidad" y anima a hacerlo de manera que "todo el mundo tenga espacio", al tiempo que rechaza la voluntad de Ruiz-Huerta de "coser las heridas que queden por coser".

"No se trata de coser heridas (...) se trata de gestionar bien la diversidad", puntualiza.

Aunque López reconoce la "legitimidad" de su cese, cree que las formas empleadas no han sido correctas, ya que asegura que se enteró "diez minutos antes" de la reunión del Consejo Ciudadano del pasado viernes.

"La democracia también son formas, si esto se va a producir, se tiene que producir un proceso de diálogo", defiende.

Nada más conocer su destitución, llamó al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con el que mantuvo una "larga conversación" en la que asegura que éste le dijo que su relevo era "un tema madrileño".

Al día siguiente, varios dirigentes de Podemos afines a Iglesias se unieron a una campaña en Twitter en la que criticaron al número dos del partido, Íñigo Errejón, por desaprobar la destitución de López.

El exportavoz niega que haya una guerra interna en la formación, pero advierte de que "disentir no tiene que ser un problema, sino un valor".

Tras su destitución, continuará trabajando como diputado regional en Podemos para así cumplir con el "mandato" de la gente que lo votó.

"No voy a dar un paso atrás, al revés, voy a dar dos hacia delante porque es el momento en el que nos jugamos qué tipo de proyecto queremos para nuestro país y cómo somos capaces de tener un Podemos que gobierne", concluye.

LA PORTAVOZ DE PODEMOS EN MADRID ECHÓ EN FALTA MÁS DIÁLOGO AL CESAR A SU ANTECESOR

Aunque insiste en que el procedimiento pare cesar a su antecesor en el cargo fue "democrático", la nueva portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, cree que hubiera sido necesario "más diálogo entre las partes" y confía en que serán capaces de superar las "diferencias".

En una entrevista con la Agencia Efe, la nueva portavoz de Podemos defiende la "legitimidad" de la destitución de José Manuel López, una decisión que tomó el pasado viernes el Consejo Ciudadano de Podemos en la región y que ayer ratificó el grupo parlamentario con un solo voto de diferencia, al igual que su nombramiento.

Con todo, reconoce que en este proceso hay algunos aspectos mejorables.

"Me gustaría que hubiéramos dialogado más entre las partes, pero no solamente en relación con este tema, sino en el año y medio que llevamos (en la Asamblea de Madrid)", señala.

Y es que para Ruiz-Huerta es necesario hacer una "autocrítica" de las "dificultades" que los diputados regionales de Podemos han tenido para "dirimir la diferencias".

"Es un problema a nivel global en este partido", sostiene, al tiempo que hace un llamamiento para "poder hablar con más tranquilidad, sin tanto apasionamiento".

Por su formación como jurista y psicoterapeuta, asegura que es "muy partidaria de la comunicación", por lo que uno de los objetivos primordiales que se plantea en el nuevo cargo es "recomponer el diálogo en este partido y en este grupo parlamentario".

"No sé cuál es la razón, es algo que me he encontrado en esta organización que para mí ha sido novedoso (...) me ha resultado un poco sorprendente que haya a veces estas dificultades de dialogar entre compañeros", cuenta.

A partir de ahora, confía en que sean capaces de "superar estas diferencias", ya que "Podemos es una formación muy nueva, formada por gente muy joven y aquí todo está modelable y por hacer".

Ruiz-Huerta pertenece al ala anticapitalista del partido que se integró en la lista del actual secretario general de Podemos en la región, Ramón Espinar, afín a Pablo Iglesias, en las primarias celebradas recientemente para renovar el Consejo Ciudadano, órgano político del partido en la región.

López, por su parte, formó parte de la lista liderada por la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, próxima al número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

Para la nueva portavoz, el hecho de que se sumara a una de las candidaturas que compitieron en las primarias no tiene por qué ser un impedimento en su intención de "coser las heridas que queden por coser", como declaró nada más ser ratificada en su cargo.

"No puedo negar mi sensibilidad ni el equipo con el que me he presentado al Consejo Ciudadano, pero ahora se trata de abandonar eso que forma parte del pasado, hay que empezar a trabajar con una lógica de que somos todos el mismo partido", dice.

A pesar de que defiende que "no es posible un Podemos sin las diferentes sensibilidades que coexisten" en el partido, considera que "tiene sentido que lideren las personas que han defendido una determinada propuesta".

Por ello, ve "lógica" la decisión de cesar a López al haber formado parte de "una propuesta política diferente" a la que finalmente resultó ganadora en las primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid.

También ha justificado el momento escogido (el pasado viernes por la tarde, en la víspera de Nochebuena) al indicar que era "muy urgente poner en funcionamiento la nueva hoja de ruta" fruto de la Asamblea Ciudadana de Podemos Comunidad de Madrid celebrada poco antes de las primarias.

Además, ha comentado que no le parecía "adecuado" hacer un relevo en la Portavocía cuando quedaban "escasos plenos" para finalizar el periodo de sesiones en la Asamblea de Madrid.

Tras su nombramiento como nueva portavoz, Ruiz-Huerta ha hablado a través del servicio de mensajería instantánea Telegram con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que asegura que le ha felicitado por las entrevistas que ha concedido estos días a los medios de comunicación.

"Conoce las dificultades que a veces entrañan", apunta.

Todavía no ha contactado con el número dos del partido, Íñigo Errejón, aunque ha rechazado la campaña de Twitter en la que varios dirigentes afines a Iglesias le criticaron por desaprobar la destitución de López.

"No estoy de acuerdo con las campañas que se hacen fuera del debate en los órganos, en las redes sociales, en los medios de comunicación, a veces se utilizan mal para hacer daño a la organización y eso es un error", ha concluido.