La ilegalizada Batasuna presenta este sábado las bases de su nuevo proyecto político, según 'Gara'

Con él intentará "colarse" en las próximas elecciones autonómicas y municipales

El PP asegura que ETA tiene taponadas "todas las vías" para volver a las instituciones tras cerrar el pacto con PSOE

nacional

| 26.11.2010 - 09:10 h
REDACCIÓN

La ilegalizada Batasun, presentará este sábado en Pamplona su nuevo partido. Con él intentará "colarse" en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Así lo publica hoy el diario proetarra "Gara". En sus estatutos dice, que actuará "exclusivamente por vías políticas y democráticas". Da a entender, además, su desvinculación de ETA al decirse "libre de subordinación o condicionamiento alguno".

La ilegalizada Batasuna presenta el sábado en Pamplona "las bases de un nuevo proyecto político y organizativo" con el que defenderá el compromiso "firme e inequívoco" de una nueva formación de la izquierda abertzale "con las vías exclusivamente políticas y democráticas", según asegura la edición del diario 'Gara' de este viernes. El citado diario destaca que esta iniciativa, que será presentada por una "nutrida y plural representación de la izquierda abertzale" en sintonía con la resolución 'Zutik Euskal Herria', no estará sujeta "a variables tácticas o factores coyunturales".

Asimismo, en el documento se recoge que la estructura interna y funcionamiento de este nuevo proyecto organizativo de la izquierda abertzale será democráticos. En el texto, según 'Gara', se incide, entre otros aspectos, en "la soberanía de los órganos internos de debate y decisión, libre de interferencias, subordinación o condicionamiento alguno y con plena autonomía en las reflexiones y determinación de su línea política".

El nuevo proyecto organizativo de la izquierda abertzale, que reivindica el objetivo de alcanzar la independencia y el socialismo en el País Vasco, dice comprometerse con "el uso exclusivo de la movilización y adhesión popular, la desobediencia civil, la lucha de las ideas, y la participación político-institucional como instrumentos de acción política".

El manifiesto se ha debatido en las últimas semanas en un proceso interno "de similar participación al que llevó a la declaración de Iruñea del 24 de abril", según 'Gara', "en la que certificó su apuesta por un cambio de ciclo y en el que instó a ETA y al Gobierno a responder de forma constructiva a la Declaración de Bruselas".

Con este nuevo paso la izquierda abertzale aboga por "un nuevo proyecto político y organizativo que, naciendo de la realidad y condiciones actuales, se proyecte en el futuro como el instrumento de compromiso de los hombres y mujeres abertzales y de izquierdas con la consecución de la independencia y el socialismo".

Asimismo, se plantea en el documento el impulso de "un proyecto político dotado de propuestas tácticas favorecedoras del ineludible proceso de acumulación de fuerzas soberanistas, independentistas y progresistas, con capacidad e ilusión para modificar las correlaciones de fuerzas sociales e institucionales".

EL PP ASEGURA QUE ETA TIENE TAPONADAS "TODAS LAS VIAS" TRAS CERRAR UN PACTO CON EL PSOE

El coordinador electoral del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, ha resaltado este viernes que han logrado "taponar todas las vías" para evitar que ETA pueda volver a tener representación en las instituciones democráticas, lo que se articulará con la modificación de la Ley Electoral y de la de partidos políticos, que espera que suponga un paso definitivo para acabar con Batasuna.

Lo ha dicho en rueda de prensa después de que el coordinador de Libertades Públicas del PP, Federico Trillo, y el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hayan ratificado un acuerdo trabajado por Bérmudez de Castro y el diputado socialista José María Benegas para que Batasuna no pueda colarse en las elecciones utilizando la fórmula de las agrupaciones electorales.

Trillo ha confiado en que estas medidas legislativas "pongan coto a los asesinos de ETA y a sus aliados políticos", y ha defendido que la única arma de la que puede valerse un demócrata es el uso de la palabra en las instituciones públicas, que "no admiten y repugnan" a quienes pretenden utilizar las instituciones al mismo tiempo que las pistolas