La policía investiga cuatro muertes y posibles cómplices de la auxiliar de enfermería

Padres y amigos defienden inocencia de la auxiliar de Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá

11.08.2017 - 09:04 h

AGENCIAS/REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Según ha podido confirmar Telemadrid en fuentes de la investigación, la policía está investigando hasta cuatro muertes sospechosas de pacientes de del Hospital de Alcalá de Henares. Paralelamente, la policía investiga la posibilidad de que la auxiliar no actuara sola o que alguien dentro del centro estuviera al corriente de lo que estaba haciendo.

Tal y como avanzaba este jueves Telemadrid, la investigación sobre la enfermera del hospital Príncipe de Asturias se había iniciado hace más de dos años y, de hecho, la policía, previa autorización del juez la venía vigilando a través de una cámara desde 2015. Esta decisión se había tomado tras la muerte de otra paciente, en circunstancias no claras. De hecho, es una de las incógnitas que en este momento plantea la investigación. En aquella ocasión no existieron evidencias que permitieran llegar a ninguna conclusión acerca de las circunstancias del fallecimiento, aunque el caso presentaba similitudes en algunos aspectos con el suceso del pasado jueves.

La existencia de la cámara en las instalaciones del hospital ha pasado inadvertida durante estos dos últimos años para todo el personal del centro. El mismo juez para proceder a su autorización habría impuesto esta prohibición por escrito. Sin embargo, una lesión de la enfermera en la muñeca y el brazo, con la consiguiente baja, paró durante tres meses las investigaciones.

Trabajaba en el hospital desde hace más de diez años y ocupaba una plaza de interina en el centro desde 2014. Prestaba servicio en uno de los cuatro controles de Medicina Interna con que cuenta el hospital en las plantas 4 y 5, dedicadas en buena medida a funciones de geriatría, debido al perfil de la especialidad y de la población a la que atienden.

Tras la baja, su incorporación y el consiguiente seguimiento, se precipitaron los hechos a raíz de la muerte de la anciana de 86 años, pocas horas antes de que se le extendiera el alta médica. El suceso tuvo lugar el jueves de la semana pasada, aunque la detención de la trabajadora -Beatriz L.D. y de 37 años- se produjo el sábado y el lunes siguiente la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcalá de Henares, en funciones de guardia, acordó su ingreso en prisión provisional comunicada.

Sobre la auxiliar, que permanece desde ese día en la cárcel madrileña de la carretera de Alcalá-Meco, pesa la imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de asesinato, "sin perjuicio de que esta calificación penal pueda verse modificada según se vayan practicando las pertinentes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial", según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

PADRES Y AMIGOS DEFIENDEN INOCENCIA DE LA AUXILIAR DE HOSPITAL DE ALCALÁ

Los padres, y algunos amigos y vecinos de Beatriz, la auxiliar de enfermería encarcelada, han defendido este viernes su inocencia y han expresado su incredulidad ante la posibilidad de que fuese la autora del crimen. "¡Carroñeros!", ha gritado en dos ocasiones Alejandro, el padre de Beatriz, a los periodistas que le pedían hoy alguna declaración en una calle de Alcalá de Henares, y ha lamentado que la prensa esté "vulnerando el principio de presunción de inocencia" de su hija, de quien su madre, María, ha dicho también que "es inocente".

Una amiga muy cercana a la familia de Beatriz, ha dicho que los padres de ella "están hechos polvo y destrozados" y ha manifestado su propia convicción de que no cree "que haya sido ella" la autora del crimen. "Es una chica muy maja" que nunca ha tenido problemas y que "ha estado cuidando de personas mayores", ha dicho la amiga, quien ha contado que este jueves le puso "un WhatsApp (a Beatriz) pero no me contestó".

Otra mujer, vecina de la familia, ha afirmado que Beatriz es "maravillosa y simpática", mientras que su marido, Justo, asegura: "No sé qué le ha podido pasar a la chica, si es que ha sido ella". Esta pareja ha dicho también que la mujer detenida es una persona a quien siempre han visto "contenta con su trabajo".