El Tesoro cierra un año histórico y afronta 2016 con el objetivo de emitir 45.000 millones

Luis de Guindos, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristobal Montoro

31.12.2015 - 10:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Tesoro Público ha fijado en 45.000 millones de euros el objetivo de emisión neta de deuda en 2016, después de cerrar un año récord para el organismo, en el que ha ofrecido los intereses más bajos de la historia a los inversores y ha alargado la vida media de la deuda pública.

De hecho, el Tesoro ha llegado incluso a ofrecer intereses negativos en varias referencias, sin que esto haya perjudicado a la demanda del mercado, que ha logrado unos ratios de cobertura de 2,27 de media en las subastas de bonos y obligaciones y de 2,42 en las de letras. La buena evolución de los intereses a lo largo de 2015 ha permitido reducir el coste y el riesgo de la cartera a lo largo del año. En concreto, el coste medio de emisión ha caído desde el 1,52% en 2014 al 0,84% en 2015 y el coste medio de la deuda en circulación ha pasado del 3,47% al 3,14%. Ambas cifras son las más bajas de la historia del Tesoro.

Por su parte, la vida media de la deuda en circulación, que empezó a aumentar en el año 2013, ha mantenido esta tendencia en el año 2015, un ejercicio en el que ha pasado de los 6,28 años a los 6,45 años. Al mismo tiempo, han ido aumentando las tendencias de deuda en manos de inversores no residentes, que se situaron a finales de noviembre --último dato disponible-- en 418.738 millones de euros, un 53,5% del total. Este dato contrasta con el mínimo registrado en 2012, cuando se situaba en 191.836 millones de euros.

En cualquier caso, la emisión neta del Tesoro en 2015 se ha situado en 47.717 millones, la mitad respecto de la llevada a cabo hace cuatro años y 7.283 millones menos de lo previsto a principios de año. En términos brutos, el organismo emitió 236.817 millones.

La mayor parte de la financiación bruta del organismo se ha obtenido en 48 subastas, 24 de bonos y obligaciones y 24 de letras. El resto del programa de emisiones se ha cubierto mediante cuatro sindicaciones de obligaciones del Estado.

En concreto, mediante esta técnica, se han emitido dos nuevas obligaciones a 10 años por un importe total de 14.000 millones, una referencia a 15 años por 7.000 millones y una a 15 años ligada a la inflación de la zona euro por importe de 3.500 millones. De hecho, el programa de emisiones ligadas a la inflación, inaugurado en 2014, ha pasado en 2015 a formar parte del programa de subastas regulares.

OBJETIVOS PARA 2016

Tras cerrar un 2015 histórico, el organismo afronta 2016 con el objetivo de emitir 45.000 millones, un 9,1% menos que lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año y un 5,7% inferior a la deuda neta emitida en 2015.

De esta cantidad, la mayor parte, unos 41.000 millones, serán emisiones a largo plazo y el resto, letras del Tesoro. El grueso del programa se llevará a cabo mediante la celebración de subastas ordinarias, aunque ocasionalmente el Tesoro recurrirá a métodos alternativos de emisión, como las sindicaciones bancarias, las colocaciones privadas o las subastas especiales.

En este contexto, la emisión bruta también descenderá en 2016 y pasará de 236.817 millones de euros al cierre de 2015 hasta 226.694 millones previstos para 2016.