La Policía dice que Sortu es una iniciativa de Batasuna con el plácet de ETA

La Abogacía del Estado y la Fiscalía defienden que el nuevo partido es sucesor de Batasuna

La Fiscalía retira como prueba la cuenta bancaria de uno de los promotores en favor de presos de la banda

El Supremo inicia la vista para estudiar las demandas contra la inscripción de Sortu

nacional

| 21.03.2011 - 11:27 h
REDACCIÓN
Más sobre: SortuSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía ha declarado hoy en el Tribunal Supremo (TS) que Sortu es una iniciativa de Batasuna para refundarse -"son las mismas personas con un proyecto nuevo"- y que ha recibido el "plácet" de la banda terrorista ETA.

El objetivo de Sortu, según este agente, con 29 años de experiencia en la lucha contra ETA y que ha sido el primer testigo en declarar ante la Sala del 61 del Alto Tribunal, se engloba dentro de la estrategia de ETA para retornar a la vida institucional, a los Ayuntamientos y a las Juntas Generales tras las elecciones locales del próximo 22 de mayo.

"En instituciones como el Parlamento vasco o el Congreso han renunciado a su participación porque entendían que era menos relevante, pero la iniciativa de presentar Sortu, además de a una proyección más amplia, pretende responder a eso", ha añadido el testigo.

El policía ha admitido que el nuevo proyecto tiene como novedad fundamental que "alude a la condena de la violencia", pero ha señalado que ello obedece a una "evaluación utilitarista" de la izquierda abertzale, que no rechaza el terrorismo por una cuestión de principios, sino porque ya no lo considera útil.

Así, el testigo ha asegurado que, tras la ilegalización de la formación abertzale, "los palos que ETA da al árbol ya no son útiles porque Batasuna ya no está para recoger las nueces".

Preguntado sobre si hay algún indicio o sospecha de que ETA tenga intención de abandonar la actividad terrorista, el policía ha contestado que, aunque se está en un periodo en el que la banda ha desactivado la violencia, "no existe constancia de que ETA tenga voluntad de abandonar la violencia terrorista".

A preguntas del fiscal y del abogado del Estado, el testigo ha destacado también el protagonismo que destacados miembros de Batasuna han tenido en los actos de presentación pública de Sortu.

Mientras tanto, el abogado de Sortu, Íñigo Iruin, le ha preguntado por distintos documentos que, en su opinión, demuestran que ETA no estuvo de acuerdo con el proceso de debate del que surgió el nuevo proyecto abertzale.

El agente le ha respondido que las discrepancias entre ETA y Batasuna se reducían a una cuestión de tiempos, ya que la banda apostaba por un nuevo ciclo de acciones terroristas que forzara al Estado a negociar mientras que la izquierda abertzale entendía que, dada su debilidad, no debía confiar su futuro a un nuevo ciclo de violencia largo y de resultado incierto.

"No es que Batasuna haya convencido a ETA", ha añadido el agente, que ha asegurado que la banda "no decidió su tregua", sino que se ha quedado "paralizada" porque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han desarticulado su estructura y detenido a su cúpula, lo que le ha llevado a la convicción de que un nuevo ciclo de violencia "era inviable".

Iruin ha tratado también de que el agente admitiera que Sortu no es una reproducción "mimética" de Batasuna, a lo que el testigo ha replicado diciendo que eso sería imposible, porque para cumplir el objetivo de volver a las instituciones debe "cumplir la legalidad".

Tras la declaración del primer testigo, la Sala ha suspendido la sesión hasta las 15.15 horas.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo celebra una vista pública a partir de este lunes para estudiar las demandas en las que la Fiscalía y la Abogacía del Estado piden que se impida la inscripción de Sortu en el registro de Partidos Políticos, al considerar que la nueva formación es continuación de la ilegalizada Batasuna.