El PSOE cierra la sucesión de Zapatero en poco más de tres mes

nacional

| 09.07.2011 - 14:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Apenas tres meses después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara ante el PSOE que no repetiría como candidato a las elecciones generales, el partido ha cerrado hoy su sucesión con Alfredo Pérez Rubalcaba, tras unas primarias sin contrincante.

Rubalcaba ha situado al partido en el inicio de la carrera electoral, aunque permanece la duda de si los comicios se celebrarán el próximo otoño o en 2012.

Éstos son los principales acontecimientos desde que Zapatero dijera que no optaba a la reelección:

2 de abril de 2011.- Zapatero anuncia en el Comité Federal del PSOE, el máximo órgano entre congresos, que no será candidato en las generales al entender que es lo "más conveniente" al partido, el país y su familia.

Ratifica su intención de agotar la legislatura y anuncia también que, "frente al mecanismo del dedazo", su sucesor como cabeza de lista en 2012 se elegirá en primarias después de los comicios municipales y autonómicos del 22 de mayo.

3 de abril.- Domingo de precampaña. Zapatero recibe el calor de los simpatizantes socialistas en un mitin en Murcia mientras que, en sendos actos políticos, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, son aclamados y recibidos al grito de "presidente".

5 de abril.- El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, promete que será "totalmente neutral, pero no indiferente" ante las primarias del PSOE, que serán convocadas por el Comité Federal el 28 de mayo.

Rubalcaba subraya que no responderá a las preguntas sobre si concurrirá a las primarias hasta "el 24, el 25 o el 26" de mayo 6 de abril.- Chacón también guarda silencio: "Hasta el 23 de mayo no voy a decir nada".

12 de abril.- El expresidente del Gobierno Felipe González reconoce que, en vez de primarias, habría preferido que el Comité Federal hubiera tomado ya una decisión sobre el candidato. Numerosos dirigentes del PSOE, incluido Zapatero, defienden la elección interna.

22 de mayo.- En la rueda de prensa en la que reconoce la derrota electoral de los socialistas en las elecciones municipales y autonómicas, Zapatero reitera que los órganos de dirección del partido decidirán el calendario de las primarias.

23 de mayo.- La primera Ejecutiva tras la debacle electoral discute sobre la necesidad de tener un único candidato para no iniciar una nueva batalla interna. Algunos dirigentes del partido apuestan claramente por Rubalcaba.

24 de mayo.- El secretario general del Partido Socialista de Euskadi y lehendakari, Patxi López, pide la convocatoria de un congreso del PSOE: "La respuesta a lo que sucedió el domingo (la derrota electoral) no puede ser sólo y exclusivamente unas primarias sin proyecto".

Su propuesta sorprende a buena parte de la Ejecutiva socialista, pero recibe apoyos de destacados miembros del partido.

25 de mayo.- Zapatero intenta calmar el revuelo, dice que ha hablado con el lehendakari, que ambos han estado "completamente de acuerdo" y que mantiene su compromiso con las primarias porque es "lo que corresponde y lo saludable".

Apenas tres horas después, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, recuerda que serán los órganos correspondientes del PSOE y no Zapatero los que decidirán finalmente si se celebra un congreso, opción que respaldan los socialistas vascos en un comunicado como la "más conveniente".

26 de mayo.- Por la mañana, Chacón rechaza de nuevo desvelar si será candidata en unas primarias y pide esperar al Comité Federal, donde pide que se debata "con serenidad".

Apenas dos horas después, en una sorpresiva rueda de prensa en la sede del PSOE anuncia que renuncia a presentarse como candidata al considerar que estaba en riesgo la unidad del partido, la autoridad de Zapatero e incluso la estabilidad del Gobierno.

Todos los dirigentes socialistas alaban su generosidad.

27 de mayo.- José Luis Rodríguez Zapatero expresa ante los secretarios regionales del partido su deseo de que su sucesor sea Rubalcaba y recibe el apoyo unánime de todos los barones.

28 de mayo.- Alfredo Pérez Rubalcaba confirma su candidatura a las primarias y recibe el aval de todo el Comité Federal del partido, que abre oficialmente el proceso de elecciones internas.

30 de mayo - En su primera rueda de prensa como candidato, Rubalcaba afirma que se presenta porque tiene un programa de gobierno para los próximos cuatro años, porque está seguro de poder ganar en 2012 y porque ha recibido "miles de dedazos" de sus compañeros pidiendo que lo haga.

Chacón elude aclarar si fue presionada para que no se presentara: "Agua pasada no mueve molinos".

1 de junio.- Rubalcaba inicia en Sevilla un periplo por las federaciones del PSOE para reunirse con los militantes socialistas.

13 de junio.- El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, afirma que Rubalcaba es el "candidato de facto" del PSOE porque ninguno de los nueve militantes socialistas que aspiraban a competir con él en las primarias ha conseguido reunir los 22.000 avales necesarios.

18 de junio.- La comisión de garantías electorales del PSOE proclama de forma definitiva a Rubalcaba candidato a las generales tras rechazar las alegaciones presentadas por varios aspirantes.

El primer anuncio de Rubalcaba va dirigido al profesorado: plantea que sea seleccionado y reclutado mediante un sistema exigente y similar al MIR de los médicos.

20 de junio.- La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, es elegida coordinadora de la campaña socialista para las elecciones generales y el ex ministro Jesús Caldera, coordinador del programa.