El papa advirtió en Villavicencio que paz sin reconciliación será un fracaso

"Todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación está condenado al fracaso"

El papa Francisco oficia una misa en el Parque Catama de Villavicencio

sociedad

| 08.09.2017 - 17:19 h

EUROPA PRESS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Papa ha subrayado que "todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación, esta condenado al fracaso", al tiempo que destacado que "es necesario que algunos se animen a dar el primer paso, sin esperar que lo hagan los otros" en referencia al proceso de paz que vive Colombia.

Francisco ha hecho estas consideraciones durante la misa campal que ha celebrado en la explanada de Catama, en Villavicencio, una de las zonas más afligidas por la violencia durante los más de 50 años de conflicto armado en el país.

De esta forma, Francisco ha aprovechado su segunda misa en Colombia para reiterar su compromiso por la reconciliación del país: "Esto sólo es posible si llenamos de la luz del Evangelio nuestras historias de pecado, violencia y desencuentro".

De este modo, ha comentado que la reconciliación "no es una palabra abstracta" si no que significa "abrir una puerta a todas y a cada una de las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto".

"Cuando las víctimas vencen la comprensible tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles de los procesos de construcción de la paz", ha continuado. Por ello, ha subrayado que el recurso a la reconciliación no puede servir para "acomodarse a situaciones de injusticia".

"La reconciliación, por tanto, se concreta y consolida con el aporte de todos, permite construir el futuro y hace crecer la esperanza. Todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación será un fracaso", ha reseñado.

Durante la celebración, el Pontífice ha beatificado a los sacerdotes colombianos Jesús Emilio Jaramillo Monsalve y Pedro María Ramírez Ramos. Monsalve, obispo de Arauca, fue asesinado por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) el 2 de octubre de 1989, cuando se encontraba en una zona rural de Arauquita. Por su parte, Ramírez, el llamado "mártir de Armero", murió asesinado en esa ciudad el 10 de abril de 1948.

DEFENSA DE LAS MUJERES ANTE LA VIOLENCIA DE GENERO

Por otro lado, el Papa ha defendido a las mujeres frente a los "estilos patriarcales y machistas" y la "violencia patente", al tiempo que ha puesto el ejemplo de San José como "hombre justo" que "no dejó que el orgullo y los celos lo arrojaran fuera" de la luz de Dios.

"En este mundo donde la violencia psicológica, verbal y física sobre la mujer es patente, José se presenta como figura de varón respetuoso, delicado que, aun no teniendo toda la información, se decide por la fama, dignidad y vida de María", ha destacado.

Igualmente, ha defendido el papel de las mujeres en el mundo y en la historia frente a sociedades patriarcales. "En comunidades donde todavía arrastramos estilos patriarcales y machistas es bueno anunciar que el Evangelio comienza subrayando mujeres que marcaron tendencia e hicieron Historia", ha sentenciado.

El pontífice ha llegado a la base militar de Apiay, en Villavicencio, a las 8:30 horas (hora local), donde ha sido recibido por algunos fieles así como por el arzobispo de Villavicencio, monseñor Oscar Urbina, y otras autoridades. Está previsto que en unas horas el pontífice presida el gran encuentro de oración por la reconciliación nacional en el coliseo del Parque Las Malocas de Villavicencio donde se reunirá con más 6.000 víctimas del conflicto. Igualmente, realizará una parada ante la Cruz de la Reconciliación, en el Parque de los Fundadores de la misma localidad.