La violencia estalla en el Cairo entre partidarios y opositores a Mubarak

EEUU llama a la calma y la UE pide a Mubarak que responda "a la voluntad de su pueblo"

El Baradei pide al Ejército que intervenga para proteger las vidas de los egipcios

El Ejército anuncia la reducción del toque de queda en Egipto

Gobierno egipcio pide a otros países que "se ocupen de sus propios asuntos"

internacional

| 02.02.2011 - 13:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La tensión crece en Egipto, donde se han producido este miércoles los primeros choques entre partidarios y opositores al régimen del presidente Hosni Mubarak, mientras que el Parlamento suspendió sus sesiones hasta que se revisen los resultados electorales.

Los violentos enfrentamientos que mantuvieron hoy partidarios del presidente Hosni Mubarak y la oposición en la plaza Tahrir marcaron un punto de inflexión en la crisis política en la que lleva inmerso Egipto desde hace nueve días.

La erupción de la violencia sumió al centro de El Cairo en el caos absoluto, bajo la mirada pasiva de los militares apostados en sus tanques y la ausencia total de policías, que estos días limitan sus funciones a dirigir el tráfico y custodiar algunas embajadas.

Fuentes oficiales informaron de que una persona murió y otras 403 resultaron heridas, según un recuento a primeras horas de la noche, aunque el opositor Movimiento 6 de Abril elevó esa última cifra hasta los 500 heridos.

La violencia estalló sobre las 12.00 hora local (10.00 GMT), cuando miles de defensores de Mubarak se acercaron a los accesos de Tahrir para encararse con los miembros de la oposición e intentar desalojarlos de la plaza por la fuerza con palos y barras de hierro.

Tras unos momentos de tensión en los que se intercambiaron insultos a través del fino cordón de civiles y militares que intentaba separar a los dos bandos, comenzó una lluvia de piedras en ambas direcciones que hirió en la cabeza a muchas personas, desalojadas inmediatamente de la plaza.

Muchos otros sufrieron cortes y magulladuras al caer al suelo encima de cristales o al ser arrollados por la turbamulta.

El principal foco de las refriegas se situó en el acceso a Tahrir ubicado delante del Museo Egipcio, donde se concentraron miles de partidarios gubernamentales, cuya cifra fue creciendo sin cesar a lo largo de la jornada hasta alcanzar al menos los 10.000.

Llegaron a caballo y en camello, en barcas por el Nilo o directamente en sus coches, tocando el claxon y gritando: "¡No se va, no se va!". La mayoría eran varones jóvenes, pero también había mujeres, ancianos y familias, que se mantenían a una distancia prudencial.

En cuanto oscureció, comenzó el lanzamiento de cócteles molotov en la plaza, que originaron incendios que los militares trataban de sofocar con mangueras y que alcanzaron el Museo Egipcio. Desde las ventanas de los edificios colindantes se arrojaban palos, sillas y todo tipo de objetos sobre los manifestantes.

Mubarak anunció anoche en un discurso televisado a la nación que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales, en septiembre, y acusó a determinados grupos políticos que no identificó de estar "manipulando y aprovechándose" de estas manifestaciones.

"Se necesita liderazgo para elegir entre el caos y la estabilidad", añadió el gobernante.

Sin embargo, las escenas vividas hoy en Tahrir están mucho más cerca del caos que de la estabilidad que esgrime Mubarak.

El dirigente opositor Mohamed el Baradei aseguró que "matones han salido a atacar a manifestantes pacíficos y se ha probado que son oficiales de policía vestidos de civil, tenemos sus carnés de policía".

El canal de televisión Al Yazira mostró supuestas identificaciones de policías que se hallaron en el suelo y que pertenecían a partidarios del presidente.

Un portavoz del Ministerio del Interior, el general Abdelkarim Hamdi, desmintió estas informaciones en declaraciones a la agencia oficial egipcia Mena, y negó que "miembros de la policía vestidos de paisano hayan participado en los enfrentamientos".

Muchos ciudadanos egipcios en los alrededores de la plaza no podían contener las lágrimas al tratar de explicarse lo sucedido.

"Mubarak debe irse antes de que estalle la guerra civil...", sollozaba la médico Dina Sabry, que audió junto a su marido para comprobar "in situ" la situación.

"¿Quién ha dejado salir a los presos de la cárcel? ¿Quién ha vertido la gasolina para que esto se incendie? Los que han venido a defender a Mubarak se merecen un presidente como él", dijo Sabry, para quien el mandatario "ha conseguido partir el país en dos".

Pese a que la llegada de los seguidores de Mubarak tenía muchas trazas de haber sido organizada, los defensores del régimen insistieron unánimemente en que nadie los había convocado ni que hubiesen recibido instrucciones.

"Nuestro presidente es nuestro héroe; ahora está hablando el verdadero Egipto", dijo a Efe el funcionario Mohamed Amín, que acudió a la plaza con varios amigos, y se sumó al "mantra" que repiten los seguidores del mandatario: "Sin Mubarak, no hay seguridad".

Los imanes de las mezquitas cairotas prodigaron en los rezos del día llamamientos a la tranquilidad y al control, pero hacía muchas horas que la mecha había prendido y estallado en el epicentro de las protestas que desde el 25 de enero reclaman a Mubarak que se vaya.

EL EJÉRCITO PIDE VOLVAR A CASA

Todo ello, a pesar de que las Fuerzas Armadas pidieron hoy a los manifestantes que pongan fin a las protestas para recuperar la estabilidad y de que anoche Mubarak asegurara que no tiene intención de presentarse a la reelección en los comicios presidenciales de septiembre próximo.

El dirigente opositor Mohamed el Baradei pidió hoy al Ejército que abandone la neutralidad e intervenga para proteger a los egipcios en los choques que se registran en el centro de El Cairo entre partidarios y detractores del régimen de Mubarak.

"El Ejército debe tomar una posición ahora y no seguir neutral", dijo El Baradei en declaraciones a la cadena de televisión por satélite qatarí Al Yazira.

SE REDUCE EL TOQUE DE QUEDA

Por otra parte, las Fuerzas Armadas egipcias anunciaron hoy que se reduce en tres horas el toque de queda, decretado el pasado viernes debido a las violentas protestas contra el régimen de Mubarak, que se han saldado ya con decenas de muertos y más de 1.500 heridos.

Esta medida de excepción, impuesta para el Gran Cairo y las ciudades de Alejandría y Suez, comenzará hoy a las 17.00 hora local (15.00 GMT) y finalizará a las 07.00 (05.00 GMT), mientras que en los dos últimos días estaba vigente de 15.00 a 08.00, hora local.

El pasado viernes, tras una jornada de duros enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, Mubarak instauró el toque de queda y también ordenó al Ejército que apoyara a la Policía en su misión de guardar el orden.

A pesar de estas disposiciones, el toque de queda ha sido desafiado por los participantes en las manifestaciones de protesta que a diario salen a la calle para pedir la renuncia de Mubarak.

Las medidas tomadas por las autoridades egipcias no han logrado acallar esta revuelta popular sin precedentes, entre ellas la interrupción de la conexión de internet, que hoy ha sido recuperada.

Después de cinco días bloqueado, el acceso a internet es ya posible, así como el enlace a redes sociales, como Facebook y Twitter, que jugaron un papel fundamental para articular estas protestas.

EEUU LLAMA A LA CALMA

EEUU llamó hoy a todas las partes en Egipto a la calma y a la contención y les pidió que eviten el uso de la violencia, al tiempo que expresó su "preocupación" por las detenciones y los ataques contra medios de comunicación.

"Reiteramos nuestra llamada a todas las partes en Egipto para que demuestren contención y eviten la violencia. El camino de Egipto hacia el cambio democrático tiene que ser pacífico", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, en un mensaje de la red social Twitter.

Por otra parte, el portavoz también se refirió a informaciones de corresponsales de diferentes medios de comunicación internacionales de que habían sido amenazados, agredidos o brevemente detenidos, y de que la cadena de televisión qatarí Al Yazira ha experimentado problemas e interrupciones en sus transmisiones.

"Estamos preocupados por las detenciones y ataques contra medios de comunicación en Egipto. El tipo de sociedad civil que Egipto quiere construir incluye una prensa libre", indicó.

LA UE PIDE A MUBARAK QUE RESPONDA "A LA VOLUNTAD DE SU PUEBLO"

La responsable de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, pidió tambien al presidente de Egipto, Hosni Mubarak, que responda "a la voluntad de su pueblo" y actúe "lo antes posible" para iniciar los cambios políticos. Ashton recalcó que es "importante" ver "algún tipo de movimiento" en el Gobierno egipcio, al que instó a actuar "lo antes posible" para instaurar un proceso de cambio político en el país.

"Hemos sido muy claros acerca de que Mubarak debe responder a la voluntad de su pueblo y debe estudiar con mucho cuidado qué hacer", afirmó Ashton en unas declaraciones conjuntas con el nuevo ministro tunecino de Exteriores, Ahmed Abderraouf Ouna.

EL GOBIERNO EGIPCIO PIDE A OTROS PAISES QUE SE OCUPEN DE SUS PROPIOS ASUNTOS

El Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio calificó hoy de "lamentable" el hecho de que otros estados comenten la situación en Egipto y les pidió que "se ocupen de sus propios asuntos".

En un comunicado, Exteriores se refirió en concreto a la Unión Europea, el Reino Unido, Francia y Turquía, que, indicó, "buscan el protagonismo en cualquier situación y meten las narices en la situación que vive Egipto".

El ministerio aseguró que, en una actitud "sin precedentes", estos países hablaron "en nombre del pueblo egipcio" y adoptaron "demandas de algunos sectores" de la sociedad egipcia que se opone al régimen del presidente Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

"Pido a estos países que se ocupen de sus asuntos y respeten lo que sucede en el plano interior egipcio", declaró el portavoz oficial del Ministerio.

Asimismo, agregó que "es Egipto quien define su futuro, y no las declaraciones de un presidente de un país o de otro, aunque se le considere un hermano", en referencia a otros países árabes.

Por otro lado, hizo referencia a las declaraciones de portavoces de algunos países europeos que afirmaron que Egipto vive una "etapa provisional" tras las renuncia de Mubarak ayer de presentarse a la reelección.