El Congreso acoge el 39 aniversario de la Constitución, en plena campaña catalana

Los representantes de ERC, Bildu, PNV y PDeCAT no acudirán al Congreso

La posibilidad de impulsar una reforma constitucional volverá a estar presente junto a la campaña electoral en los corrillos

Sánchez propone actualizar la Carta Magna con una decena de derechos sociales

Congreso de los Diputados

nacional

| 05.12.2017 - 19:48 h

Redacción Agencias

El Congreso de los Diputados acogerá este miércoles, 6 de diciembre, el acto central del trigésimo noveno aniversario de la aprobación en referéndum de la Constitución de 1978, una ceremonia en la que, como cada año, se darán cita representantes del Gobierno, del Poder judicial y de distintas instituciones, así como de los principales partidos nacionales. Las ausencias serán las habituales de los últimos años: las de los representantes de ERC, Bildu, PNV y PDeCAT.

Tras esta ceremonia anual, comenzará formalmente la preparación de los fastos por el 40 cumpleaños de la Carta Magna, que se extenderán durante todo el año, con la celebración de los diferentes hitos que desembocaron en la Constitución de 1978. De hecho, el pasado 27 de noviembre se constituyó un Consejo Asesor, a instancias del Congreso y el Senado, que se encargará de organizar los actos vinculados a esa efeméride y del que forman parte, entre otros, los 'padres' de la Constitución.

Este 39 aniversario de la ley de leyes viene marcado por la muerte, el pasado lunes, del que fuera presidente del Congreso entre 2004 y 2008 Manuel Marín, cuya capilla ardiente se instaló este martes en el Congreso, y por el inicio de la campaña de las elecciones catalanas, que arrancará esta madrugada. En 2015, también coincidieron con el inicio de la campaña para las generales del 20 de diciembre.

¿POSIBILIDAD REAL DE REFORMA CONSTITUCIONAL?

También sobrevuela, como en años anteriores, la posibilidad de impulsar una reforma constitucional, aunque parece que en esta ocasión se podrían dar más pasos que en el pasado, a tenor del compromiso adquirido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de explorar este extremo. De hecho, ambos acordaron abrir una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional en aras de ese fin, una vez concluida la comisión impulsada por el PSOE en el Congreso para tratar de evaluar y modernizar el actual modelo territorial.

En el aniversario de la Constitución de este año, además de los miembros del Gobierno y de altas instituciones del Estado, habrá representantes del PP, del PSOE, de Ciudadanos y de Unidos Podemos, que este año ha decidido enviar a una amplia delegación que encabezará el líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

Junto a él también estarán representantes de sus confluencias catalanas (En Comú) y gallega (En Marea), pero no así nadie de IU, que no participará en la recepción institucional, como viene siendo habitual.

LOS INDEPENDENTISTAS, UN AÑO MAS AUSENTES

Las 'clásicas' ausencias vendrán de la mano de ERC, el PDeCAT, el PNV y EH Bildu. Desde ERC su diputada Ester Capella ha justificado la ausencia de su partido en el acto apuntando que si bien "respetan las normas fundamentales de cualquier Estado", no comparten la forma en la que la Constitución española es "interpretada y aplicada".

Como cada año, los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero, presidirán el acto central de conmemoración del aniversario de la Constitución de 1978, que en esta edición cumple 39 años.

Pastor recibirá en su despacho a García Escudero en torno a las 11.30 horas, y desde allí ambos se dirigirán a la entrada del Palacio del Congreso para saludar a los invitados, entre ellos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuya llegada está prevista a las 11.55 horas. Concluidos los saludos, comenzará el acto institucional en el Salón de Pasos Perdidos con el discurso de la presidenta del Congreso. A continuación, los presidentes de ambas cámaras ofrecerán una recepción a diputados, senadores e invitados.

SÁNCHEZ PROPONE ACTUALIZAR LA CARTA MAGNA CON UNA DECENA DE DERECHOS SOCIALES

En vípseras de la celebración el líder del PSOE, Pedro Sánchez, lanzaba una "propuesta abierta" de actualización de la Constitución, elaborada con un grupo de jóvenes constitucionalistas, que incluye reconocer nuevos derechos sociales y reforzar otros ya existentes.

El documento, titulado "Nuevos derechos para un pacto constitucional", consta de cinco páginas y no hace mención al Título VIII ni al modelo territorial.

La propuesta incluye considerar el derecho a la salud como un "auténtico" derecho fundamental e incrementar las garantías constitucionales de las personas con discapacidad o dependencia. También, profundizar y fortalecer el derecho a la intimidad, el honor y la propia imagen, "reconociendo el derecho al olvido en el contexto de internet, nuevas tecnologías y redes sociales".

Aboga asimismo por transitar desde la no confesionalidad a la laicidad del Estado, con una reformulación de lo dispuesto en el texto vigente.

Para el PSOE, la Constitución debería proteger y ampliar la igualdad entre hombre y mujer desde enfoques diversos, entre ellos la plena inserción en el ámbito laboral en condiciones de igualdad retributiva y efectiva y el compromiso cívico e institucional en la lucha contra la violencia de género.

Propone reconocer también otros aspectos que considera esenciales y plenamente asumidos por la ciudadanía, como el matrimonio igualitario y el reconocimiento de los derechos de los colectivos LGTBI.

Del mismo modo, los socialistas quieren reforzar la protección constitucional del derecho a la vivienda y el derecho al trabajo y la negociación y avanzar en el reconocimiento de los derechos vinculados a la protección del medio ambiente, en el contexto del cambio climático y la transición energética.

El nuevo pacto constitucional que propugnan serviría además, a su juicio, para solventar anacronismos, como los derivados del mantenimiento en el texto vigente de la pena de muerte, todavía no abolida de forma plena, o la necesidad, a su juicio, de reformular los términos del derecho y el deber de defender España, con un ejército profesional y en ausencia del servicio militar obligatorio.

El PSOE ha dado a conocer su propuesta tras la reunión que han mantenido en Ferraz el secretario general, Pedro Sánchez; la vicesecretaria general, Adriana Lastra; la secretaria de Igualdad, constitucionalista y exministra Carmen Calvo; el de Justicia y Nuevos Derechos, Andrés Perelló, y el secretario ejecutivo de Laicidad, José Manuel Rodríguez Uribe, con profesores e investigadores menores de 58 años, es decir, de generaciones que no votaron la Constitución del 78.

Al célebre "espíritu de concordia, amistad cívica y consenso" que presidió en 1978 la elaboración de la Carta Magna vuelve ahora a convocar el PSOE "de nuevo a los partidos políticos, instituciones, agentes económicos y sociales, universidades, centros de investigación y al conjunto de los ciudadanos y de la sociedad civil para impulsar en los próximos tiempos un diálogo leal" que conduzca a la reforma constitucional.