El club blanco pide a su afición "una noche mágica" ante el Tottenham

deportes

| 03.04.2011 - Actualizado: 20:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Real Madrid ha publicado un vídeo en sus medios, con el técnico José Mourinho acompañado de los jugadores Xabi Alonso, Ricardo Carvalho y Álvaro Arbeloa, en el que piden a su afición que creen el próximo martes, en el encuentro de ida de los cuartos de final de Liga de Campeones, "una noche mágica".

Buscando máxima motivación y apoyo en las gradas el próximo martes, el Real Madrid ha creado un vídeo bajo el lema "llévanos a la victoria", en el que a imágenes del Santiago Bernabéu añaden históricas escenas de leyendas blancas, un jugador de la casta Juan Gómez 'Juanito' y un gol de Emilio Butragueño.

"Nosotros sabemos que los estadios ingleses aprietan mucho", afirma José Mourinho. "Pero también nos hablan de las noches mágicas del Bernabéu", añade Carvalho.

"Soñamos con un Bernabéu que empuje. No nos falléis", pide Arbeloa. "Nos imaginamos un público que nos lleve a la victoria", sentencia Xabi Alonso.

Es la segunda campaña que hace el Real Madrid en Liga de Campeones. La primera fue antes de recibir al Olympique de Lyon para romper seis años después la barrera de octavos de final

El Real Madrid pierde su seguridad de local en el inicio del decisivo abril

La derrota del Real Madrid ante el Sporting de Gijón, el primer traspié de la temporada en el estadio Santiago Bernabéu, es el peor inicio posible para el equipo de José Mourinho de un mes de abril trepidante en el que se juega sus opciones a los tres títulos a los que opta.

En el momento decisivo. Al dar el primer paso de un abril que proclamará un nuevo campeón de Copa del Rey y dictaminará si el actual Real Madrid tiene argumentos de peso para optar a la ansiada 'Décima' Copa de Europa, el conjunto blanco acusó en exceso las bajas, perdió su seguridad en el estadio Santiago Bernabéu y dejó la Liga como misión imposible.

Todo eran victorias hasta que el Sporting de Gijón de Manolo Preciado asomó por el Bernabéu. El Real Madrid no había encontrado rival en Liga, con catorce triunfos en catorce partidos. En once de ellos ganando por más de un gol de diferencia.

La misma seguridad que le condujo en Liga de Campeones a derrumbar el muro de los octavos de final, con pleno de victorias en los cuatro partidos europeos disputados de local. Y que también sirvió para volver a valorar una Copa del Rey que no conquista desde 1993. Triunfos en los cuatro partidos coperos del Bernabéu le devuelven a una final.

Es una fecha marcada en el calendario. El 20 de abril en Mestalla se jugará el primer título de la temporada con el Barcelona. Los eternos rivales destinados a decidir todo en enfrentamientos directos. Sus caminos se cruzarán en una semifinal de Liga de Campeones si superan a Tottenham y Shakhtar Donetsk, respectivamente. El 5 y el 14 de abril. Dos fechas claves.

No había peor momento para romper la fiabilidad en casa de Mourinho después de 9 años y 150 partidos sin caer como local. A ocho puntos del Barcelona el sueño liguero parece diluirse. Los partidos de abril son ante rivales de entidad. Salidas a estadios complicados como San Mamés y Mestalla, más la visita al Santiago Bernabéu del líder.

Entierra sus opciones el Real Madrid en Liga con siete fallos en la temporada, seis de ellos ante rivales que luchan por la permanencia. Derrota en Pamplona ante Osasuna y en el Bernabéu con el Sporting. Empates en las visitas a Real Mallorca, Levante, Almería y Deportivo de la Coruña.

Once años después, el Real Madrid entraba en abril aspirando a todos los títulos. Entró con mal pie en un mes clave en el que le restan seis partidos que pueden ser siete si accede a las semifinales de Liga de Campeones, cuyo partido de ida está marcado para el 26 o 27 de abril.

Mourinho irá recuperando progresivamente a jugadores que marcan su columna vertebral como Marcelo, Xabi Alonso, Cristiano Ronaldo o Karim Benzema, que añoró ante el Sporting de Gijón en el peor inicio posible de un mes decisivo.