El Castillo de Manzanares El Real amplia su horario nocturno para Halloween

Los visitantes podrán recorrer las salas del castillo más representativo de Madrid

Castillo Manzanares del Real

28.10.2012 - 13:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La celebración de la fiesta de Halloween será la excusa perfecta para poder realizar una inusual visita nocturna al Castillo de Manzanares y recorrer bajo las estrellas las salas de la fortaleza mejor conservada de la Comunidad de Madrid.

El Castillo de Manzanares El Real, gestionado por la Comunidad de Madrid, se sumará a la celebración de la singular noche de Halloween, el próximo miércoles, día 31, ampliando su horario excepcionalmente en horario nocturno.

Así, el castillo abrirá ese día como cualquier miércoles, es decir, de 10 a 18 (con cierre de taquilla a las 17), pero posteriormente reabrirá de nuevo desde las 20 horas hasta la medianoche (la taquilla cerrará también una hora antes).

Los visitantes podrán recorrer las salas del castillo más representativo y mejor conservado de la Comunidad de Madrid, conocer los entresijos de la vida de un castillo-palacio del siglo XV en su centro de interpretación, visitar su rica colección museográfica y deleitarse en la contemplación de la noche serrana de Madrid desde la Galería de Juan Guas.

Las tarifas de acceso serán las habituales: 5 euros la entrada general y 3 la entrada reducida.

La fortaleza de Manzanares El Real recibe al año casi 100.000 visitantes, con un incremento superior al 50 % en los últimos años, tras la puesta en marcha de un plan de aprovechamiento turístico que ha introducido importante mejoras en sus instalaciones y accesos, además de experimentar una ampliación de su colección museográfica.

Propiedad de la Casa Ducal del Infantado y gestionado por la Comunidad de Madrid, el castillo se construyó en 1475, en estilo gótico isabelino, gracias a Diego Hurtado de Mendoza.

Su artífice fue Juan Guas, arquitecto de los Reyes Católicos.

En 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico.