El Atlético rendirá un merecido homenaje a Juan Carlos Arteche

deportes

| 15.10.2010 - 13:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Atlético rendirá un merecido homenaje a Juan Carlos Arteche, que nos dejó esta semana tras una larga enfermedad.

Los jugadores rojiblancos lucirán brazaletes negros y se guardará un minuto de silencio. Las Peñas ya han solicitado un partido de homenaje.

Juan Carlos Arteche, la "muralla" con Pereira del Atlético de Madrid

El ex defensa internacional Juan Carlos Arteche Gómez formó con el brasileño Luiz Pereira una muralla en la zaga del Atlético de Madrid, club en el que militó durante 10 años hasta su despido en 1988 por el entonces presidente Jesús Gil.

Arteche fue el cuarto jugador que más partidos disputó en Liga con la camiseta rojiblanca, con 308 encuentros, por detrás de Adelardo (401), Tomás (367) y Collar (338).

El ex defensa nació en Maliaño (Cantabria) el 11 de abril de 1957. En su etapa escolar practicó el tenis y el baloncesto.

Arteche abandonó la carrera de ingeniero químico metalúrgico por el fútbol, deporte que empezó a practicar en 1973 en el equipo juvenil del Racing de Santander, categoría en la que llegó a la selección nacional.

Después de pasar por el Torrelavega, debutó en Primera con el Racing en 1975, temporada en la que coincidió en la plantilla con Marcos Alonso y Quique Setién.

En el verano de 1978 fichó por el Atlético de Madrid por tres temporadas. Con los colchoneros debutó frente a su anterior equipo el 8 de agosto de ese mismo año.

En el equipo rojiblanco formó un tándem en la zaga difícil de superar con el brasileño Luiz Pereira, del que reconoció haber aprendido mucho, y en la temporada 1980/81 con Balbino.

Jesús Gil le definió como uno de los representantes del "genuino espíritu rojiblanco" cuando sus relaciones eran buenas.

Jugador con fama de duro, fue operado del menisco de la rodilla derecha en noviembre de 1983. Cuatro años después, pasó de nuevo por el quirófano por una lesión en la misma rodilla.

El 12 de noviembre de 1986, a los 29 años, debutó con la selección en el partido que España ganó a Rumanía por un gol a cero. Vistió la camiseta de la "Roja" en otras tres ocasiones, y marcó un gol a Albania.

En junio de 1988, cuando aún le restaban dos temporadas de contrato, Gil quiso modificarle las cláusulas económicas, pero el jugador no aceptó, aunque regresó a la disciplina del equipo en agosto con un nuevo contrato por dos años, hasta junio de 1990.

El conflicto no bajó de tono y, en noviembre de 1988, el presidente le suspendió preventivamente de empleo y sueldo bajo la acusación de haber hecho declaraciones públicas en las que criticaba la gestión del club y menospreciaba a sus compañeros.

Magistratura de Trabajo declaró nulas las medidas en marzo de 1989 y el Atlético de Madrid se vio obligado a seguir pagándole tanto su ficha como su sueldo o las primas que le hubieran correspondido si hubiera seguido en activo.

Al año siguiente, el Supremo le dio la razón al jugador y el club lo despidió el 17 de abril de 1990. Arteche volvió a los tribunales, que decretaron despido improcedente. El Supremo fijó una indemnización de 66 millones de pesetas (alrededor de 40 millones de euros).

Arteche consideró que Gil le impidió que finalizara su vida deportiva con dignidad y que, además, "lo hizo de forma humillante".

También recurrieron en esos años a los tribunales por situaciones similares los jugadores rojiblancos Quique Ramos, Jesús Landáburu y Setién.

Con el Atlético de Madrid conquistó en 1985 la Copa del Rey y la Supercopa.

Arteche ha sido el cuarto jugador rojiblanco con más veces ha sido titular en la Liga, con 304, por detrás de Adelardo, Tomás y Collar. Jugó 62 partidos de la Copa del Rey, en los que anotó dos goles. También firmó un gol en los 20 encuentros en las competiciones europeas.

Tras su marcha del club, se dedicó a entrenar al juvenil San Federico, además de ejercer de agente comercial de una marca deportiva.

En junio de 1996, sucedió a Fernando Romay en la presidencia de la Asociación Deporte y Vida, desde la que trabajaba en programas de prevención de las drogodependencias a través del deporte.

Arteche representó en la junta de accionistas del Atlético a la asociación Neptuno, que tenía el 0,3 % del accionariado, desde la que se opuso a la gestión de Gil, y fue comentarista en varios medios radiofónicos.

En 2009 se le extirpó un riñón como consecuencia de un cáncer y continuó la recuperación con quimioterapia. Falleció de esa enfermedad esta madrugada.

Arteche contrajo matrimonio, poco después de llegar al Atlético de Madrid, con Rosa Aurora López. Tenía dos hijos.