El acusado de matar a su mujer sólo recuerda tener un cuchillo en la mano

madrid

| 21.10.2010 - 14:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El hombre acusado de matar a su mujer hace dos años en su casa de Villanueva de la Cañada ha afirmado hoy ante el juez que sólo recuerda que minutos antes del crimen tenía un cuchillo en la mano porque estaba "comiendo un aguacate".

En el juicio que se celebra esta semana en la Audiencia Provincial de Madrid, el supuesto autor del homicidio, Antonio S.C., de 68 años, ha señalado que el 23 de septiembre de 2008 acudió como normalmente hacía a la finca de su propiedad y allí se encontró horas más tarde con su mujer, Christine H.L., de origen alemán.

Entonces, según su versión, empezaron una discusión motivada porque al día siguiente tenían que presentarse a un juicio por la separación del matrimonio. Según ha explicado, ella le amenazó con quitarle sus propiedades.

"Yo le dije que cómo podíamos haber llegado a esta situación cuando habíamos acordado llegar el divorcio amistosamente. Le reproché que si me quería ver en la calle. Y ella me dije que yo vería, que me las buscara", ha apuntado el acusado, que precisó que su esposa le comentó a continuación que a lo mejor se quedaba también sin su parcela "como escarmiento por cabezota".

En ese momento, Antonio señaló que se encontraba "frustrado y desilusionado" y que se dio cuenta que "había perdido todo en la vida", puesto que reveló que su hija había dejado de hablarle meses antes. "Tenía el cuchillo en la mano porque estaba comiendo un aguacate. No me acuerdo de más hasta que vi a los perros que iban hacia la cocina y ella estaba tirada en el suelo muerta", ha indicado.

Por otro lado, ha negado que humillara a su mujer durante los 40 años desde que habían iniciado la relación ni que la hubiera maltratado física o verbalmente antes. "Teníamos una relación buena, con las discusiones típicas de cualquier matrimonio, pero normal", ha afirmado el acusado.