El 5% de los agentes de Policía Nacional huye de Madrid

La carestía, el alto grado de delincuencia y la constante pérdida de días libres por asistir a juicios hacen que Madrid sea un destino "castigo"

madrid

| 17.07.2011 - 16:37 h

Lucía Rodríguez

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Es un destino "castigo" desde hace varios años y en cuanto pueden, se van. La plantilla de Madrid se caracteríza por su situación de déficit y desarraigo, es decir, policías que pasan poco tiempo en su puesto y no llegan a conocer en profundidad su distrito ni el tipo de delincuencia de la zona.

Entre 600 y 800 policías salen de Madrid cada 6 meses, en una comisaría de distrito, por ejemplo, Carabanchel, supone una salida del 20% de su plantilla. Esto podría tener consecuencias en un futuro próximo ya que las promociones de agentes que salen de la Academia han menguado en tres años de 5000 a 150 efectivos.

Las razones de esta fuga de agentes son, principalmente, económicas. Piden un plus de 600 euros, como ya existe en las islas o en las ciudades autónomas, para compensar la carestía, la constante asistencia a juicios en dias libres y la peligrosidad de la capital.

Además de la falta de medios técnicos: chalecos antibalas (desde 600 euros cada uno) que tienen que comprárselos por su cuenta, El 70% de los vehículos de seguridad ciudadana se encuentran en el taller y por ello, muchos agentes tienen que salir a patrullar a pie. Lo que repercute en la rapidez de llegada a las emergencias.

El Ministerio del Interior asegura que esto no influye en la seguridad ciudadana. Por su parte los sindicatos policiales creen que esto sería una consecuencia directa sobre los efectivos en la calle y que con el sueldo actual, 1500 euros al mes, los agentes tienen que sobrevivir en Madrid compartiendo vivienda entre varios.

Ahora mismo hay unos 13000 policías en la capital, una plantilla eminentemente joven, de la que unos 550 están en prácticas.