EEUU contempla la posibilidad de armar a los rebeldes para derrotar a Gadafi

Los gadafistas frenan el avance de los rebeldes hacia el oeste y les hacen retroceder

La coalición acuerda aumentar la presión para que Gadafi se vaya

Barack Obama (AFP Photos)

internacional

| 30.03.2011 - 08:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó este martes que el líder libio, Muamar el Gadafi, acabará "abandonando el poder". En una entrevista concedida a la cadena de televisión NBC, Obama aseguró que la estrategia de los aliados es aplicar una presión firme sobre el régimen libio de modo que Gadafi acabe renunciando.

En sus declaraciones, el presidente de EEUU indicó que no excluye suministrar armamento a la oposición libia, aunque, subrayó, "no digo tampoco que es lo que vayamos a hacer"."Estamos evaluando lo que las fuerzas de Gadafi van a hacer", indicó Obama, tras recordar que en los nueve días que lleva en curso la intervención militar, "hemos degradado de manera significativa" las capacidades de las fuerzas del régimen libio.

"La pregunta es si llegamos al momento en el que estas capacidades están lo suficientemente degradadas para que no sea necesario armar a la oposición", indicó, antes de subrayar que "en la actualidad, no excluimos opción alguna".

CLINTON DEFIENDE LA LEGALIDAD DE ARMAR A LOS REBELDES LIBIOS

La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, defendió este martes la legalidad de una eventual decisión de armar a las fuerzas libias de oposición, aunque aseguró que el asunto no se trató en la conferencia internacional de Londres. "Nuestra interpretación es que la (resolución de la ONU) 1973 enmendó o anuló la prohibición absoluta de armar a cualquier persona en Libia, de manera que pudiera haber una transferencia legal de armas si un país decidiera hacerlo", dijo Clinton.

La secretaria de Estado compareció ante la prensa y subrayó que, aunque existe la posibilidad de entregar armas a los rebeldes, "no hemos tomado esa decisión en estos momentos".

LOS GADAFISTAS FRENAN EL AVANCE DE LOS REBELDES HACIA EL OESTE Y LES HACEN RETROCEDER

Los misiles Grad de las fuerzas gadafistas han contenido el avance de los rebeldes hacia el oeste y han conseguido hacerles retroceder hasta Ras Lanuf, frustrando así su progresión hacia Sirte, bastión de los leales al líder libio, Muamar el Gadafi. "Los rebeldes se han replegado a Ras Lanuf para cobijarse de los misiles Grad que están lanzando las fuerzas de Gadafi", según el portavoz de los revolucionarios Mohamed Kablan, que mantuvo contacto telefónico con algunos de los combatientes.

Pese a este retroceso de los sublevados, los partidarios del dirigente libio no se han movido del Valle Rojo, a unos 100 kilómetros al oeste de Ras Lanuf, desde donde han estado bombardeando durante el día las posiciones de los milicianos en las inmediaciones de Ben Yauad, a medio camino entre ambos puntos. A juicio de Kablan, en Ras Lanuf, los rebeldes "van a preparar sus defensas y van a esperar a que haya un bombardeo de la coalición internacional esta noche" contra las tropas gubernamentales.

A lo largo de esta jornada, el frente de guerra se había trasladado "justo al oeste de Ben Yauad", la localidad más occidental recuperada anteayer por los revolucionarios. De esta manera, cada vez parece más lejos Sirte, ciudad natal de Gadafi y clave para poder alcanzar Trípoli, pese a que en la madrugada de ayer los rebeldes anunciaron que la habían tomado tras un veloz avance el pasado día 27, cuando recuperaron el control de cuatro ciudades, Ajdabiya, Ras Lanuf, El Aguila y Ben Yauad.

LA COALICIÓN ACUERDA AUMENTAR LA PRESIÓN PARA QUE GADAFI SE VAYA

La coalición de países que interviene en Libia ha acordado este martes en Londres aumentar la presión política y militar sobre el coronel Muamar Gadafi para que éste abandone el poder y se pueda iniciar un proceso de reconciliación nacional que conduzca a Libia hacia la democracia y que tendrá que incluir al Consejo Nacional de Transición libio, órgano de gobierno de los rebeldes, pero también a otros actores.

La conferencia, a la que han asistido representantes de alrededor de 40 países y de cinco organizaciones internacionales (ONU, OTAN, Liga Arabe, Organización de la Conferencia Islámica y la UE, no finalmente la Unión Africana) ha concluido con el compromiso concreto de crear un grupo de contacto que asumirá la dirección política "del esfuerzo internacional" para aplicar la resolución 1973 de la ONU que autoriza el uso de la fuerza para proteger a la población civil e insta al inicio de un proceso de diálogo nacional que responda a las legítimas aspiraciones del pueblo libio.

La primera reunión de este grupo de contacto se celebrará en Qatar, que participa en la operación militar en el país magrebí, pero no a nivel de ministros de Exteriores como la conferencia de hoy, sino con la participación de directores generales, han señalado fuentes diplomáticas.

Los aliados han dejado claro que mantendrán las operaciones militares en Libia hasta que Gadafi cumpla totalmente la resolución 1973 de la ONU, lo que pasa, en palabras de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, por que deje de atacar a la población civil, retire a sus tropas de los lugares en los que han entrado por la fuerza, ponga fin al asedio que sufre la localidad de Misrata y permita que la ayuda humanitaria llegue a todo el país.

LA PRESENCIA AL QAEDA ENTRE REBELDES LIBIOS NO ES "SIGNIFICATIVA" PARA EE.UU

Los servicios de Inteligencia de EEUU han percibido "destellos" de una "potencial" presencia de Al Qaeda entre las tropas que luchan contra el líder Muamar El Gadafi, aunque no son "significativos", dijo hoy un alto oficial militar.

El almirante James Stavridis, comandante de las tropas de EE.UU desplegadas en coordinación con la OTAN en Europa, hizo estas declaraciones durante una comparecencia ante el Senado de Estados Unidos. "Hemos visto destellos de potencial presencia de Al Qaeda y Hezbollah, hemos visto diferentes cosas. Pero, en este momento, no tengo el suficiente detalle para decir que existe presencia significativa de Al Qaeda o de otros grupos terroristas entre las fuerzas insurgentes", precisó.