Dimite el ministro de Defensa británico por incluir a un amigo en viajes y reuniones oficiales

(Archivo)

internacional

| 14.10.2011 - Actualizado: 20:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Defensa británico, Liam Fox, ha presentado este viernes su dimisión tras el escándalo en que se ha visto envuelto por permitir la presencia de un amigo suyo en reuniones y viajes oficiales, según ha informado su oficina. Fox ha pedido perdón por conceder un trato de favor a su amigo Adam Werritty, quien llegó a ejercer como asesor de facto del Ministerio de Defensa y le acompañó en 88 viajes al extranjero pese a no contar con ningún cargo oficial.

Esta semana, el ministro "tory" compareció en el Parlamento para clarificar sus lazos que le unen a su padrino de bodas y compañero de piso, quien le acompañó en 18 viajes oficiales al extranjero y se reunió con él en el Ministerio hasta en 22 ocasiones a pesar de no desempeñar cargo alguno.

«Estoy muy arrepentido por esto», ha dicho el ministro saliente, quien ha reiterado que el «interés nacional debe estar siempre antes que cualquier interés personal». «Ahora, tengo que seguir mi propio criterio. He decidido, por tanto, y con gran tristeza, dimitir de mi puesto como ministro de Defensa», explica Fox en la nota.

Hasta Downing Street ha admitido que el ministro cometió «graves errores» al mezclar «responsabilidades profesionales y lealtades personales», por mucho que Fox se esforzase en insistir en que no había puesto en riesgo información comprometida.

CAMERON FELICITA A FOX POR SU "EXCELENTE TRABAJO"

La clase política británica calificó hoy de inevitable la dimisión del ministro de Defensa, Liam Fox, tras una semana en la que la relación con su amigo Adam Werritty ha centrado la actualidad mediática en el Reino Unido. El propio primer ministro conservador, David Cameron, afirmó que entiende "las razones por las que Fox ha decidido dimitir", al tiempo que se mostró "apenado" por la marcha de un ministro que ha sido "un miembro clave" de su equipo en los últimos seis años.

El responsable de Defensa de la oposición laborista, Jim Murphy, señaló que el ministro no podía posponer más su dimisión después de que la "verdad" sobre su "oscura" relación con su amigo haya salido a la luz.

"Fox ha roto las normas que debe seguir cualquier miembro del Gobierno. Desde el principio estuvo claro que había quebrantado los códigos del Ministerio", a pesar de que el Ejecutivo de David Cameron "ha buscado la forma de salvarle durante toda la semana", consideró Murphy.

El parlamentario conservador y miembro del Comité de Defensa de la Cámara de los Comunes Bob Stewart, del mismo partido que el político dimisionario, apuntó por su parte que el ya ex ministro "ha pagado por sus errores".

"Fox admitió en el Parlamento que cometió errores, así que, de algún modo, esto estaba ya escrito. Cuando un ministro reconoce que ha hecho las cosas mal, el siguiente paso lógico es la dimisión", afirmó Stewart.

En la misma línea, el ex responsable de Defensa de los tories en su pasada época en la oposición, Bernard Jenkin, se mostró "apenado" porque Fox "se haya visto obligado a renunciar" a su cargo, aunque subrayó que "está haciendo lo correcto".

También desde las filas de los conservadores, el parlamentario Mark Pritchard consideró que la salida del Gobierno de Fox no impide que en el futuro pueda volver a ocupar cargos de responsabilidad "en algún momento".

"Liam Fox heredó un agujero de 38.000 millones de libras (unos 43.000 millones de euros) y será recordado como el ministro que impulsó las reformas necesarias para mantener el nivel de defensa que la nación necesita", señaló Pritchard.

PILLAN A UN ASESOR DE CAMERON TIRANDO DOCUMENTOS OFICIALES EN UN PARQUE

No es la única polémica que envuelve al gabinete de Cameron. Oliver Letwin, veterano miembro del equipo de Gobierno del conservador, aparecía fotografiado en el periódico "Daily Mirror" tirando documentos oficiales en papeleras de parques cercanos a Downing Street, residencia y despacho del primer ministro.

Las imágenes muestran a Letwin, actual secretario de Estado de política en la oficina del primer ministro, depositando despreocupado en papeleras callejeras varios documentos, algunos de los cuales, según el periódico, contenían información sobre seguridad y referencias a Cameron y al viceprimer ministro Nick Clegg.

El rotativo asegura que Letwin tiene la costumbre de tirar material en papeleras cercanas a Downing Street, por ejemplo mientras habla por teléfono, y ha desechado de esta manera al menos un centenar de folios. El secretario de Estado reconoció hoy que a veces tira papeles en la calle, pero niega que sea material "sensible".