Una docena de ciudades apoyan a Juana Rivas, que dice no estar "fuera de la ley"

14.08.2017 - Actualizado: 14:56 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Juana Rivas, la madre granadina en paradero desconocido desde hace veinte días cuando incumplió la orden de entregar a sus hijos al padre, ha remitido una carta a las plataformas que se han concentrado hoy en su apoyo en la que dice que está huida, pero que no está haciendo "nada fuera de la ley". La misiva la han leído hoy representantes de las plataformas que han convocado la concentración celebrada en Granada, ante la sede judicial de Caleta, en la que han participado un centenar de personas.

En la misma se han producido incidentes por la presencia de una decena de personas que portaban carteles con el lema "Amor de padre".

La carta que han atribuido a Juana Rivas, y que no han querido detallar cómo se ha recibido, incide en agradecer el apoyo que esta madre dice estar recibiendo ante una "pesadilla" a la que se enfrenta junto a sus hijos desde hace trece años y ha considerado que los fallos judiciales han provocado su actual situación.

“NO TENDRÍAMOS QUE ESTAR AQUÍ…”

"No tendríamos que estar así, ni nosotros escondidos ni vosotros manifestándoos", han leído en palabras de Rivas, mujer contra la que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal, dictó el pasado martes una orden de detención y puesta a disposición judicial. La carta dice además que los fallos judiciales han hecho que el convenio de La Haya esté "amenazando" a los dos hijos, de 11 y 3 años, en lugar de protegerlos, y pide a la justicia que socorra a unos niños "en peligro" y que el proceso judicial se "encamine" hacia la cordura y la coherencia.

"Mis hijos están en peligro. No es un desafío mi actitud, es la única forma que he encontrado a mi alcance como madre para proteger las joyas más preciadas de mi vida", concluye la carta leída en la concentración de Granada y firmada por Juana Rivas.

Francisca Granados, la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena (Granada) que ha atendido a esta madre desde que se trasladó a España en 2016, ha considerado un éxito las manifestaciones repetidas hoy por diferentes ciudades del país y ha dicho que todo responde a tres graves errores judiciales.

Ha recordado que la denuncia por maltrato que interpuso esta madre el 12 de julio del año pasado no ha llegado a Italia, país de procedencia del padre y donde residía la familia, y sigue "en un cajón"; que la valoración de los menores se hizo por una psicóloga sin colegiar y no habilitada, y que no se tuvieron en cuenta los informes trasladados a la Fiscalía que sí apreciaron riesgo en los niños si vuelven con el padre, Francesco Arcuri. "Seguimos confiando en el sistema judicial español y esperamos que se reconduzca a la cordura todo esto", ha apuntado Granados, que ha confiado en que el Tribunal Constitucional responderá a su petición de amparo "con urgencia".

En la concentración celebrada en Granada se han vivido varios episodios de tensión por enfrentamientos verbales entre los convocantes y una decena de personas que portaban carteles con el lema "Amor de padre", lo que ha motivado la intervención policial.

También la Policía Nacional ha desplazado a los concentrados que, inicialmente, se habían colocado en una de las entradas de la sede judicial de Caleta y que han terminado sus muestras de apoyo a Juana Rivas en la plaza situada frente al juzgado.

UNA DOCENA DE CIUDADES APOYAN A JUANA RIVAS

Más de una docena de ciudades han acogido este lunes concentraciones de apoyo a Juana Rivas, en paradero desconocido desde que hace veinte días incumplió la orden de entregar a sus hijos al padre y que ha remitido una carta en la que dice que está huida pero que no está haciendo "nada fuera de la ley". La misiva la han leído hoy representantes de las plataformas que han convocado la concentración celebrada en Granada, ante la sede judicial de Caleta, con un centenar de participantes y en la que se han producido incidentes por la presencia de una decena de personas que portaban carteles con el lema "Amor de padre".

Manifestaciones similares se han registrado en más de una decena de ciudades, como Valencia, donde varios colectivos sociales se han concentrado frente a la Ciudad de la Justicia con lemas como "Juana somos todas" o "Un maltratador no es un buen padre". Amparo Molina, integrante de Iaioflautes Valencians, ha instado al Gobierno central a proteger a la madre granadina: "Juana seguirá en nuestras casas hasta que la protejan", ha dicho.

La representante del Foro contra la Violencia de Género de Tenerife Ángela Martín ha afirmado que este caso es la primera oportunidad para que el pacto de Estado contra la violencia machista no quede en papel mojado y no se ponga en juego la protección de los menores. En Madrid, colectivos de feministas y de la plataforma 7 N se han concentrado frente al Ministerio de Justicia y han pedido al ministro Rafael Catalá que garantice que jueces y fiscales protejan a menores de sus padres maltratadores, como a los hijos de la Juana Rivas.

Ante la Audiencia Provincial de Toledo, en una concentración similar a la registrada en Cuenca, Ciudad Real, Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, la responsable de Mujer de IU de Castilla-La Mancha, Isabel Álvarez, ha señalado que es evidente que Rivas "tiene miedo" de que sus hijos puedan "sufrir algún daño" si vuelven con su padre, condenado por maltrato.