Contador deja dudas sobre su futuro: "Ya decidiré si vuelvo o no al Tour"

Landa: "Ojalá llegue a París de amarillo el año que viene"

Alberto Contador

deportes

| 24.07.2017 - 08:59 h

Efe

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Alberto Contador (Trek), noveno en la general del Tour de Francia, dejó en duda su regreso a la carrera francesa la temporada que viene, una incógnita que despejará "dentro de un tiempo", y afirmó que ha ganado la carrera "el mejor". "Si voy a volver al Tour de Francia lo sabremos dentro de un tiempo. Puede que si, puede que no. Ahora hay que descansar, replantearse las cosas y buscar objetivos", dijo.

El ciclista madrileño resumió el Tour de Francia, donde ha sufrido caídas y contratiempos que le han alejado de sus objetivos iniciales. "Ha sido un Tour muy intenso, lo preparé al milímetro y me sacrifiqué más que nunca, pero las cosas a veces se tuercen. A pesar de los contratiempos, di el máximo hasta el ultimo día para hacerlo lo mejor posible", afirmó.

"AHORA A DESCANSAR Y A REPLANTEARME COSAS"

El líder del Trek admitió que no ha cumplido las expectativas iniciales, pero señaló que está contento con la entrega, aún no recompensada. "No se han cumplido los objetivos que tenía, pero me siento orgulloso de haberlo dado todo. Agradezco a los patrocinadores el respaldo que me han dado. Ahora descansar, replantearme las cosas y buscar objetivos", señaló.

Contador se refirió a Chris Froome "como el mejor del Tour, sin duda", aunque precisó que "nadie le puso en aprietos". Preguntado por Mikel Landa, cuarto y mejor español, afirmó que "de haber tenido más libertad hubiese disfrutado de más posibilidades".

LANDA: "OJALÁ LLEGUE A PARÍS DE AMARILLO EL AÑO QUE VIENE"

Mikel Landa (Sky), cuarto del Tour a menos de un segundo del tercer puesto del podio, calificó de "satisfactoria" la experiencia de llegar a París con el ganador en su equipo y expresó sus deseos de "volver el año que viene con el maillot amarillo" en su espalda. "Vamos a ver qué pasa con mi equipo para el año que viene, todavía no hay nada decidido. Ojalá vuelva de amarillo a París el año que viene, sería muy bonito", dijo Landa en la línea de meta.

Landa recordó la dureza del Tour a lo largo de tres semanas, pero "llegar a París es muy emocionante, sobre todo con el maillot amarillo en el equipo". Sobre su duelo con el francés Romain Bardet, quien le arrebató el tercer escalón del podio por menos de un segundo, se lo tomó con humor. "¿Saltar para sorprender a Bardet? Si, podría haber saltado para atrás", dijo en tono irónico, pero admitió que hubo marcaje entre ellos.

"Había tensión entre nosotros, si se llega a despistar le hubiese robado el podio", dijo.