Acusado de provocar incidente en Sol: "Quería que los policías me matasen"

(archivo)

madrid

| 28.11.2011 - 09:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre -acusado de sacar un cuchillo en la Puerta del Sol de Madrid, lo que provocó que un agente le disparara e hiriera de rebote a un viandante en un ojo- ha dicho hoy, en la Audiencia Provincial, que su objetivo era que la Policía le matase porque quería suicidarse pero no tenía valor para hacerlo.

En el primer día de juicio a Santiago M.B. y al agente de la Policía local Israel S.V. -se enfrentan a 4 años y tres meses, y 2 años de prisión, por un delito de atentado contra agente de la autoridad y una falta de daños, y dos delitos de lesiones, respectivamente, según el fiscal-, el primero de los acusados ha afirmado que el otro le dio el alto y le dijo que bajara el cuchillo, pero que él siguió andando hacia él. "Sí, yo provoqué que el policía sacara la pistola" y le hice creer que le "iba a matar" con el cuchillo, ha manifestado Santiago, que los días previos a los hechos, el día 6 de mayo de 2010, había llegado a Madrid desde su localidad natal, El Puerto de Santa María (Cádiz), y estaba viviendo en la calle, en los alrededores de la Puerta del Sol.

Santiago, que según su defensa padece un trastorno límite de personalidad, ha intentado suicidarse en anteriores ocasiones y no estaba tomando medicación cuando llegó a Madrid, ha añadido que considera que el agente actuó "para defenderse" pero que él nunca pensó en matar al agente ni poner en peligro a viandantes.

Ha destacado que había comprado el cuchillo -9 centímetros de hoja- minutos antes de golpear un vehículo policial en Sol para llamar la atención de algún policía, y que incluso cuando sintió los disparos que recibió en el estómago y en la ingle siguió andando hacia el agente que le disparaba.

EL POLICÍA MUNICIPAL

Por su parte, el policía municipal de Madrid Israel S.V., que lleva cinco años en el Cuerpo y al que se le pide que pague una indemnización de 150.000 euros, ha recordado que la tarde del suceso una señora avisó de que un joven estaba golpeando un coche patrulla y él, con la porra en la mano, se acercó al agresor junto a otros tres compañeros.

A continuación, Israel requirió la documentación a Santiago y éste "sacó un cuchillo de comer y dijo que la iba a liar", ha relatado el agente, que en ese momento enfundó su porra y sacó su arma, que no la llevaba cargada. "Le dije por dos veces que tirara el cuchillo y él dijo que le disparara a la cabeza y le matara", según el agente, que en ese momento cargó su arma y vio que el agresor se abalanzó hacia él.

Disparé de forma "instintiva" cuando estaba a un par de metros y no había gente entre medias, ha aseverado el policía, que apuntó primero a la parte baja del tronco, y que ha enfatizado que el agresor "llevaba el cuchillo como si fuera el estoque de un torero cuando entra a matar".A preguntas de las acusaciones ha insistido en aclarar que hoy en día hubiera actuado igual y que es muy difícil apuntar a las piernas de una persona. "Tiré para evitar que me apuñalaran" y hasta ese día nunca jamás había disparado a nadie ni que sabía que esas balas podían atravesar el cuerpo de una persona para que rebotara en otra, ha asegurado. "No efectué un único disparo porque continuó avanzando hacia mí", ha concluido Israel, aunque ha reconocido que sabe que no es recomendable disparar en un sitio público tal y como le han enseñado en diferentes academias, ya que también ha sido militar, y que cada tres meses hace prácticas de 18 tiros.

Los dos procesados se acusan entre ellos de un delito de homicidio en grado de tentativa, por lo que Santiago pide que el agente sea condenado a 5 años de cárcel y 67.000 euros de indemnización, y éste pide al primero 6 años de prisión. En el guión del juicio, que está previsto que termine el jueves, mañana está citado el viandante que sufrió la pérdida del ojo izquierdo, Antonio C.P., quien ha comentado a la prensa que ese día estaba de turismo por Madrid junto a su mujer porque habían venido a visitar a una hija. "Voy tirando", ha manifestado la víctima, quien pide 4 años y medio de prisión para Santiago y 3 años de cárcel para el agente.