"Coches MUY Seguros" en Treinta Minutos

Pruebas seguridad autobús EMT

28.05.2011 - 20:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

"La potencia sin control no sirve de nada", rezaba hace unos años el slogan de una conocida marca de automóviles. Un slogan contundente que resume a la perfección cómo la seguridad, mucho más que la potencia e incluso que la estética, venden. En el reportaje "Coches MUY seguros" Treinta Minutos ha querido conocer cómo son algunos de los coches más seguros del mundo, vehículos que se conducen solos, que se anticipan a los accidentes antes de que ocurran, que esquivan obstáculos, que se detienen si el conductor pierde el control, que tienen visión nocturna, que protegen a los peatones en caso de atropello... Algunas de las tecnologías que incorporan, hace tan sólo una década, hubieran sido calificadas como "ciencia ficción": hoy, en 2011, son ya una realidad; y salvan muchas vidas.

Sergio Rico es un ingeniero especialista en sistemas de seguridad. Paralelamente, Sergio ha trabajado muchos años en una ambulancia, atendiendo a personas que sufren accidentes de tráfico: a partir de esta experiencia directa, Sergio ha diseñado varios dispositivos de seguridad que ha patentado. Su objetivo: salvar vidas. Las cámaras del programa han grabado un revolucionario sistema de señalización que "tiñe" automáticamente de una sustancia luminosa y reflectante el vehículo accidentado, por destrozado que esté. Por otra parte, el programa ha sido testigo de otro de los dispositivos que ha diseñado Sergio: un sistema de extracción automático de los asientos del vehículo, que inmovilizan al accidentado y facilitan su rescate por parte de los bomberos. Treinta Minutos ha recreado con coches reales dos supuestos de accidente en los que se muestra cómo es posible salvar vidas en esas dos facetas clave: señalización y rescate del ocupante del vehículo.

Treinta Minutos ha visitado las instalaciones de varias marcas de alta gama, como BMW o Audi, cuyos ingenieros han explicado algunas de las tecnologías más avanzadas en materia de seguridad; tecnologías que, hoy por hoy, sólo incorporan los coches de lujo, pero que en una década posiblemente estén incorporadas de serie en todos los utilitarios. Un ejemplo son las luces adaptativas de Audi, que se acomodan a las condiciones atmosféricas y del tráfico, así como al trazado de la vía y a la orografía del terreno. La lectura automática de señales también es un avance que viene incorporado en modelos de BMW, e incluso en algunos coches de Ford u Opel: advierten al conductor en caso de despiste, e incluso ajustan automáticamente la velocidad del vehículo a las indicaciones de la carretera. Audi ha mostrado al programa cómo funcionan los avisadores de colisión, así como los controles adaptativos de velocidad, que, combinados con la denominada frenada automática y con el avisador de cambio involuntario de carril, se anticipan eficazmente a un posible choque con los vehículos precedentes.

Otros fabricantes, como Peugeot o Citröen, han apostado por combinar la tecnología de los GPS con las redes inalámbricas para señalizar y localizar el vehículo en caso de accidente. Se trata de dispositivos que alertan automáticamente a los equipos de rescate para que acudan a las coordenadas exactas donde se encuentra el vehículo accidentado: el tiempo y la precisión son cruciales para salvar vidas en los minutos posteriores a un accidente.

Treinta Minutos ha visitado las instalaciones del INSÍA, Instituto Universitario de la Investigación del Automóvil de la Universidad Politécnica de Madrid, donde un equipo de ingenieros muestra cómo funcionan los prototipos de vehículos que circulan sin conductor; en términos generales, toda la tecnología "inteligente" en el campo de la seguridad del automóvil, va orientada a la asunción de toma de decisiones críticas por parte del propio vehículo; así, los conductores humanos, más propensos a las distracciones o las maniobras erróneas, delegarían cada vez más en el sofisticado software de los coches.

Para la grabación del reportaje "Coches MUY seguros", Treinta Minutos ha empleado cámaras adicionales de alta definición que permiten apreciar ángulos y perspectivas inéditas de los vehículos desde las que se pueden detectar situaciones de riesgo. Asimismo, el programa disecciona, paso a paso, de la mano de expertos en seguridad vial, accidentes reales de la década de los años 80 y 90, accidentes fatales donde se podrían haberse salvado muchas vidas si hubiera existido una tecnología como la que empieza a estar disponible en muchos nuevos modelos de coche.