Berlín: no hay "ninguna garantía" de éxito en la reunión entre Moscú y Kiev

Ucrania denuncia otra incursión rusa en su territorio

10 civiles muertos en las últimas horas en la ciudad de Donetsk

Convoy ruso de ayuda humanitaria

17.08.2014 - Actualizado: 20:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, reconoció hoy que no hay "ninguna garantía" de que salga algún acuerdo de la reunión entre sus homólogos ruso y ucraniano, que tiene lugar hoy en Berlín.

Steinmeier dijo a los periodistas que pretenden buscar "una solución duradera", antes de que comenzase la conferencia sobre Ucrania convocada por el Gobierno de Alemania, en la que participan además los ministros de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, Ucrania, Pavlo Klimkin, y Francia, Laurent Fabius.

Además de tratar de solventar los obstáculos que aún impiden que el convoy de ayuda humanitaria ruso entre en el este de Ucrania, la reunión debe servir para avanzar en la búsqueda de una "solución duradera" y evitar, "en todo caso, la confrontación directa de fuerzas ucranianas y rusas", afirmó el ministro alemán.

Steinmeier, que compareció en solitario ante la prensa, señaló que la situación sigue siendo "difícil" y destacó que el "verdadero drama" de la actual crisis es que "todos los acuerdos anteriores" entre ambas partes para atajar el conflicto "no han sido cumplidos".

El jefe de la diplomacia alemana agregó que la situación podría empeorar en el este de Ucrania tras asegurar que aún se está "lejos de un alto el fuego".

Asimismo, el ministro se mostró convencido de que "sería bueno" que el convoy ruso con 262 camiones de ayuda humanitaria pudiese cruzar la frontera con Ucrania y que iniciativas similares "de otros países" pudiesen también llegar a la región para atender a la población civil.

Tras varios días de "duras negociaciones" aún no se ha llegado a un acuerdo entre Kiev y Moscú para que los vehículos rusos con ayuda humanitaria entren en territorio ucraniano.

Steinmeier concedió, no obstante, que las partes están "dispuestas al diálogo" e indicó que en este contexto sería "irresponsable" no aprovechar la situación para negociar.

Por último, el ministro lamentó que a través de la frontera común entre Rusia y Ucrania sigan colándose material militar y mercenarios para ayudar a los separatistas prorrusos.

CIVILES MUERTOS EN DONETSK

Al menos diez civiles han muerto y otros ocho han resultado heridos en las últimas horas en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, mientras que los separatistas prorrusos derribaron esta madrugada un caza ucraniano MiG-29, según fuentes municipales.

"La situación en la ciudad es tensa. Según informaciones de los vecinos, en todos los barrios se escuchan periódicamente disparos con artillería pesada", señala un comunicado emitido por la asamblea municipal de Donetsk.

Varios edificios de viviendas han resultado dañados esta madrugada por el intenso fuego de artillería en seis calles del periférico barrio Petrovski, escenario desde hace días de combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos que controlan la ciudad, capital de la región homónima.

DERRIBADO UN CAZA UCRANIANO

Por otro lado, los sublevados derribaron esta madrugada un caza ucraniano MiG-29, reconoció el portavoz de las fuerzas de Kiev, Leonid Matiujin, en declaraciones al Canal 5 de la televisión local.

El avión fue derribado cuando realizaba un ataque aéreo contra posiciones de los rebeldes, aseguró Matiujin, que también precisó que el piloto logró salvar la vida tras catapultarse y pudo llegar a un lugar seguro.

En menos de una semana, más de 90 civiles han muerto y más de 130 han resultado heridos durante los encarnizados combates en la región de Donetsk.

Según fuentes oficiales, las fuerzas gubernamentales han estrechado en los últimos días el cerco en torno a Donetsk, aunque los rebeldes prorrusos aún controlan varios bastiones clave al este de esa ciudad.

UCRANIA DENUNCIA OTRA INCURSION RUSA EN SU TERRITORIO

Por otra parte, las autoridades de Ucrania denunciaron hoy la entrada esta madrugada de una columna militar rusa formada por tres camiones portadores de lanzamisiles de boca múltiple "Grad" (Granizo), un arma capaz de arrasar superficies de hasta 15 hectáreas.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko, aseguró en rueda de prensa que los tres camiones cruzaron la frontera y se dirigieron hacia la localidad ucraniana de Nizhni Nagólchik, en la región de Lugansk.

"Continúa el cañoneo del territorio ucraniano desde la Federación de Rusia. Así, entre las 15.10 y las 15.40 (hora local de ayer, sábado), el puesto de los militares ucranianos junto a la localidad de Luzhkí fue disparado con artillería desde la localidad rusa de Novosélovka", indicó Lisenko.