30 Minutos: 'Sueños de Haití'

El reportaje se emite el próximo jueves 12 de enero a la 01.00 horas

Sueños de Haití

11.01.2012 - 14:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El 12 de enero de 2010 tembló la tierra de Haití y el corazón de Haití se partió en dos. El terremoto que provocó una de las tragedias humanitarias más graves de la Historia se saldó con más de 316.000 muertos, otros tantos heridos graves y más de un millón y medio de desplazados. Esta semana Treinta Minutos ofrece “Sueños de Haití”, primer documental español realizado sobre esa catástrofe natural, elaborado sobre el terreno poco tiempo después del seísmo. Dicho programa recoge los testimonios de varios supervivientes que milagrosamente escaparon de los escombros: hombres, mujeres, niños y niñas haitianas que tratan de que su tierra resurja de sus propias cenizas. Todos comparten sueños: sueños de Haití.

“Sueños de Haití” es un extenso documental que se ha exhibido en los principales certámenes especializados de todo el mundo y ha obtenido un amplio reconocimiento, no sólo por sus cualidades técnicas y periodísticas, sino por formar parte de un proyecto de estrenos solidarios del mismo con el fin de recaudar fondos para el pueblo haitiano.

“Sueños de Haití” pone rostro y nombre a algunos de los protagonistas de la tragedia: Camile, un arquitecto de 33 años, Chantale, una estudiante de enfermería de 20, Jackson, un soldador que envía dinero a su familia en República Dominicana, y Sor Natalí, una misionera española que lleva 19 años en Puerto Príncipe. El nexo común que les une es que habiendo sobrevivido al horror del terremoto todos han querido continuar compartiendo el destino de su querido Haití, ayudando cada uno desde su trabajo y sus posibilidades a la reconstrucción del país.

Miguel Ángel Tobías, director, redactor y presentador del documental, desde la emoción y la contemplación cercana de la devastación, recorre campamentos de refugiados, edificios en ruinas y centros de atención médica a desplazados para obtener un retrato fiel del espíritu del pueblo haitiano, que no pierde la esperanza ni ha renunciado a sus sueños de que el país escape de la pobreza, el hambre, la guerra y la destrucción.