Las víctimas del terrorismo plantan a los diputados por la legalización de Bildu

Las víctimas del terrorismo plantan a los diputados en su homenaje por la legalización de Bildu

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha exigido hoy a quienes tienen mando en las fuerzas policiales que impidan "con firmeza, contundencia y legalidad" que los asesinos sean "vitoreados" en los ayuntamientos y que las calles se ensucien con fotografías de los terroristas. Bono ha denunciado la situación que se vive en muchas localidades vascas en el homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, en presencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcada, y el consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares.

Varias asociaciones de víctimas del terrorismo han faltado a este acto en protesta por la entrada de Bildu en las instituciones del País Vasco y Navarra, aunque Bono ha querido agradecer la presencia de las que sí han acudido "al margen de diferencias electorales y partidistas".

"No puede haber tibieza con los terroristas. Una sociedad benigna o indiferente con los terroristas y sus defensores es una sociedad enferma", ha asegurado el presidente del Congreso.

Al acto han acudido la mayoría de los miembros del Gobierno con el presidente del Ejecutivo a la cabeza, José Luis Rodríguez; los líderes de los grupos parlamentarios, los presidentes de las altas instituciones del Estado y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Cámara Baja acoge por segundo año una sesión solemne de homenaje a las víctimas del terrorismo, coincidiendo con el día de recuerdo a las víctimas, que fue establecido el 27 de junio a través de una declaración institucional suscrita por todos los grupos parlamentarios. Esta fecha fue elegida porque coincide con el día en el que ETA, en 1960, asesinó a la bebé Begoña Urroz, considerada la primera víctima de la banda terrorista.

Sin embargo, en esta ocasión la mayoría de asociaciones y colectivos han decidido no aceptar la invitación realizada por el presidente de la Cámara, José Bono, de participar en el acto para mostrar su desacuerdo tanto con la organización del evento, en el que no está previsto que ninguna víctima tome la palabra, como con lasúltimas decisiones de los políticos, según han explicado.

Las asociaciones consideran que los partidos únicamente buscan "un lavado de cara" con este acto y rechazan hacerse "una foto" con ellos cuando, hace tan sólo un mes, permitieron a Bildu, partido al que consideran "sucesor" de ETA y Batasuna, concurrir a las elecciones municipales y obtener representación institucional. "En la vida te tienes que posicionar al lado de las víctimas o de los asesinos, no aceptamos el doble juego del Gobierno y los políticos, que han permitido que Bildu esté en los ayuntamientos y que Martín Garitano presida la Diputación de Guipúzcoa", ha denunciado a Europa Press la presidenta de la AVT, Angeles Pedraza.

DIVISION ENTRE LOS COLECTIVOS

Las asociaciones que han mostrado su intención de no formar parte de este homenaje son la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Dignidad y Justicia, la Fundación Gregorio Ordóñez, la asociación de víctimas de las fuerzas y cuerpos de seguridad, Covite, las asociaciones murciana, catalana y gallega y Voces contra el Terrorismo, liderada por Francisco José Alcaraz.

Tampoco acudirá la Asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M, aunque en este caso su decisión de dar plantón a los diputados está relacionada con el curso de la investigación de los atentados perpetrados en Madrid en 2004 porque considera que su reivindicación de conocer "la verdad" de lo ocurrido no ha sido escuchada por los políticos.

Frente a esta postura, hay otras asociaciones que sí han aceptado la invitación de Bono, como las asociaciones canaria o andaluza de víctimas o la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que incluso ha tenido que pedir más invitaciones al Congreso para que pudieran asistir todos sus asociados que lo deseaban.

Pese a ello, en el caso de la asociación andaluza de víctimas algunos de sus miembros han manifestado su descontento con la dirección. Este es el caso de Daniel Portero, que además de presidir Dignidad y Justicia es miembro de la asociación andaluza de víctimas y está en contra de que vaya a participar en el homenaje.