Las víctimas adolescentes por violencia de género se duplican en el último año

Las llamadas al teléfono de Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) sobre menores víctimas de violencia de género se duplicaron en 2010, según el informe anual sobre la Infancia y la Adolescencia en España de dicha entidad. En rueda de prensa, el director del teléfono ANAR, Luis Estebaranz, alertó de que el fenómeno afecta tanto a los hijos de madres maltratadas como a las adolescentes que viven esta violencia en sus relaciones con otros menores, y aseguró que en ambas situaciones el crecimiento es "de casi el doble" respecto a 2009.

De los más de 400 casos detectados en 2010, un 15% se referían a chicas adolescentes, explicó Estebaranz, quien no dudó en calificar la violencia de género "como un problema emergente entre los menores españole".

El informe presentado este miércoles analiza más de 162.000 llamadas (un 60% más que en 2009) atendidas en el número 900202010 de la fundación, de las que un 97% correspondieron a niños o adolescentes y solo un 3% a adultos.

Según sus resultados, tres de cada 10 menores que llamaron lo hicieron por padecer situaciones de violencia, ya sea física, psíquica, acoso escolar o abusos sexuales.

El segundo problema que denuncian los pequeños son "las dificultades de relación con los padres", prosiguió Estebaranz, seguidos de las consultas sobre sexualidad (orientación e identidad sexual, primeras relaciones o anticoncepción), precisó.

Llama la atención el 7% de niños que acuden a este teléfono "diciendo que se sienten absolutamente solos o aislados" y el 23% que presenta "un elevado estado de ansiedad", señal de un grave problema familiar, agregó el director.

Entre los factores detrás de estas llamadas, figuran "las malas relaciones entre los padres (23%); los trastornos psicológicos en algún miembro de la familia (21%), y las adicciones dentro del núcleo familiar (9%).

TAMBIÉN ESCUCHA A LOS MAYORES

Los adultos llaman a ANAR sobre todo para denunciar violencia contra los menores (43%), especialmente maltrato físico, negligencia o abandono y abuso sexual.

A continuación figuran las consulta sobre temas jurídicos y las peticiones relacionadas con problemas de conducta de los menores, señaló Estebaranz.

A juicio del director, "las mujeres tienen mucha más facilidad para pedir ayuda", ya que suponen tres de cada cuatro llamadas tanto entre los adultos como entre el colectivo de niños y adolescentes.

Asimismo señaló que el 40% de los menores que solicitaron ayuda en 2010 vivían en familias monoparentales (monomarentales en su inmensa mayoría), y que quizás esta sea una de las causas que explique por qué la madre aparece como la primera figura "agresora" en los relatos de los pequeños.

Por último, destacó que el número de atención telefónica de Fundación ANAR funciona de forma gratuita 24 horas al día los siete días de la semana, atendido por psicólogos especializados en menores.

Estebaranz precisó también que estos son asesorados por un equipo de abogados y trabajadores sociales para resolver los casos más graves.

En concreto, en 2010 fundación ANAR realizó 6.060 derivaciones a servicios sociales, 6.717 derivaciones a servicios jurídicos y 268 interveciones directas, fundamentalmente de comunicación con las fuerzas de seguridad, concluyó.