Las víctimas de Germanwings piden más controles en un acto que une a Rajoy y Puigdemont

Unas 500 personas han asistido este miércoles al homenaje en el Aeropuerto de Barcelona a las víctimas del vuelo de Germanwings Barcelona-D~sseldorf estrellado en los Alpes el 24 de marzo de 2015 y donde murieron 150 personas, 50 de ellas españolas. Al acto, iniciado a las 10.00 y simultáneo con otro en el Aeropuerto de Düsseldorf, han asistido los presidentes de la Generalitat y del Gobierno, Carles Puigdemont y Mariano Rajoy; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la ministra de Fomento, Ana Pastor; la delegada del Gobierno, Llanos de Luna; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y los consellers Ra~l Romeva, Neus Munté, Antoni Comín y Jordi Jané, entre otras autoridades.

La presidenta de la Asociación de Afectados del vuelo Germanwings 9525 --entidad que ha organizado el acto--, Silvia Chaves, ha agradecido el apoyo de las autoridades y "en especial del fiscal, por su transparencia".

Ha pedido evitar que se repita una tragedia igual: "Queremos evitar que otras familias pasen por esta terrible situación", como también han dicho Puigdemont y Rajoy en sus posteriores discursos, en los que han defendido tomar medidas para que no pueda repetirse un accidente así, ya que el copiloto tenía problemas psicológicos y estrelló el avión. Ambos presidentes han destacado también la reacción de los profesionales a la hora de reaccionar a la tragedia, que se produjo el 24 de marzo de 2015.

En declaraciones posteriores a los periodistas, Silvia Chaves ha añadido que es necesario mejorar las medidas de seguridad y hacer seguimientos psicológicos de pilotos y otros profesionales del sector aéreo, para lo cual ha pedido el apoyo de los gobiernos. Representantes de los equipos de asistentes sociales, policía y servicios médicos que trabajaron en el accidente han recordado la tragedia y han transmitido su pésame a los familiares y amigos de las víctimas.

La representante de los asistentes sociales, Montse Mas, ha recordado que la intensidad emocional fue muy elevada: "Fueron muchos los diferentes escenarios que iban dibujando una estela de dolor insuperable. No negábamos nuestras emociones; las regulamos".

EMBAJADOR DE FRANCIA

El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, se ha mostrado orgulloso por la reacción del pueblo de los Alpes cuando ocurrió el accidente y también siente "mucha admiración por todos los servicios de aquí, que apoyaron y ayudaron a las familias", y por la solidaridad de los gobiernos y de los pueblos, ha dicho. Después de los discursos, las autoridades han participado en las ofrendas florales institucionales, que han hecho momentos antes de guardar un minuto de silencio.

RAJOY: "SENTÍ ORGULLO DE COLABORACIÓN ENTRE NOSOTROS"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado este miércoles la solidaridad entre administraciones y también entre países cuando un avión de Germanwings se estrelló hace un año en los Alpes: "Sentí orgullo de la colaboración entre nosotros". En su discurso en el Aeropuerto de Barcelona durante el homenaje a las víctimas, ha citado a su gobierno, a la Generalitat, a los ayuntamientos, a los cuerpos de seguridad y de emergencias, y a ciudadanos en general, por su "generosidad y entrega".

Ha recordado que ese día fue al lugar del accidente junto al entonces presidente de la Generalitat Artur Mas, y allí se encontraron con los primeros ministros francés y alemán, François Hollande y Angela Merkel: "Me sentí muy orgulloso de la colaboración entre países".

También ha asegurado que recuerda con dolor aquel día pero que actos como el de este miércoles sirven para honrar la memoria y expresar a los familiares el afecto y cariño, y ha resaltado la "labor impagable" de la Asociación de Afectados del vuelo Germanwings 9525, organizadora del homenaje.

Dos semanas después de publicarse el informe de la comisión que investigó el accidente, provocado por el copiloto, ha dicho: "Sabemos lo que pasó y ese conocimiento nos tiene que ayudar a articular medidas para que no se vuelva a repetir". Rajoy ha remarcado que la seguridad aérea debe seguir siendo una de las grandes prioridades, aunque los protocolos sean "muy exigentes" actualmente.

PUIGDEMONT: "EN LAS PEORES HORAS SALE LO MEJOR QUE TIENE UN PAÍS"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este miércoles, en el homenaje a las víctimas del vuelo de Germanwings, que "en las peores horas sale también lo mejor que tiene un país". En un breve discurso durante el acto ante la T2 del Aeropuerto de Barcelona, también ha considerado que se demostró tras el accidente de autocar del domingo en Freginals (Tarragona).

Puigdemont ha añadido que la ciudadanía y los profesionales saben estar a la altura de las circunstancias para reaccionar ante las tragedias, y también ha destacado la reacción a los atentados de Bruselas.

Ha admitido que la tristeza por el sinestro del avión de Germanwings durará siempre, pero que la placa que se descubre este mismo miércoles homenajeará a las víctimas con un recuerdo permanente y además será una demostración de que "la bondad humana se impone a la maldad y a la catástrofe".

Puigdemont ha asegurado que quedan deberes por hacer para intentar mejorar desde el ámbito legislativo y evitar que tragedias como la de los Alpes vuelvan a suceder.

MUERTOS QUE SALVAN VIDAS

"También nos recordará que tenemos deberes que hacer" porque esta catástrofe era evitable, ha añadido en referencia a que el copiloto tenía problemas psicológicos y estrelló el avión.

Por eso ha dicho ante los familiares que los 150 muertos pueden servir para salvar vidas si se aprende del siniestro: "Si operamos una serie de cambios legislativos donde toca" para que no se repitan las circunstancias de este accidente.

"Que no debamos lamentar que no hemos hecho suficiente para evitar una tragedia", ha añadido el presidente, y ha agradecido a los familiares que hayan organizado este homenaje, que ha calificado de acto de futuro teniendo en cuenta que debe evitarse otro accidente así, tomando medidas.