Las víctimas de ETA denunciarán los actos de homenaje al etarra Bolinaga

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Leopoldo Barreda, ha pedido a los tribunales que examinen el funeral del etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga por si su "escenografía" y "los gritos" que se escucharon allí, entre otras cosas, pueden suponer "algún tipo de responsabilidad penal".

En una entrevista en RNE, el portavoz ha puntualizado que no cree que haya que alegrarse de la muerte de "nadie" y que el fallecimiento de Bolinaga confirma que su diagnóstico era "irreversible". Así, ha señalado que hay que respetar "siempre" las decisiones de los tribunales, subrayando que su formación lo ha hecho.

Barreda también se ha referido a la manifestación de este sábado por las calles de San Sebastián contra la operación 'Mate' y ha opinado que "demuestra un cinismo indescriptible". De esta manera, ha instado a Bildu y Batasuna a que aclaren los "pasos que siguen sin dar en dirección a la democracia", ya que, a su juicio, "han llegado a la legalidad pero siguen sin estar en la democracia".

ORTEGA LARA DESEA QUE BOLINAGA ENCUENTRE LA PAZ

El exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, víctima del secuestro más largo de ETA, ha dicho tras la muerte de uno de sus secuestradores, Josu Uribetxeberria Bolinaga, que "Bolinaga murió, descanse en paz" y ha deseado "que encuentre la paz que quizá no encontró en vida".

En una rueda de prensa para presentar las próximas acciones del partido Vox, del que es uno de los fundadores, Ortega Lara ha recordado que cuando el etarra fue puesto en libertad en 2012 por razones de salud siempre pensó que "también había razones políticas para esa puesta en libertad". En ese sentido, ha apuntado que ha estado libre dos años, mientras otros presos mueren en la cárcel o salen una semana o un mes antes de fallecer.

Ha recordado que cuando su secuestrador fue puesto en libertad deseó que disfrutara de esa libertad y que le sirviera para "reflexionar sobre el mucho mal que había hecho".

Ortega Lara se ha referido también a la detención de Santi Potros, dirigente histórico de ETA. En su opinión "no tiene demasiada importancia" porque estas cosas son sólo "pequeños detalles", cuando este Gobierno y los dos anteriores del PSOE siguen una "hoja de ruta pactada que van a seguir ambas partes".