Las vacunas de la gripe A acabarán en la incineradora

En medio de la crisis, 28 millones de euros podrían acabar literalmente en la basura. El Ministerio de Sanidad no descarta quemar buena parte de las vacunas sobrantes de la gripe A, unos cuatro millones de dosis. No han caducado aún pero dejarán de ser útiles para el próximo otoño.

A éstas, habría que sumar, además, los ottro cuatro millones de dosis que España donó a la Organización Panamericana de Salud. Es una de las evidencias de que el virus causó más alarma entre las autoridades que efectos en la salud.

De hecho, Sanidad está procediendo a recoger miles de partidas. Lo hacen a instancias de las comunidades autónomas. Mientras en otros países europeos, como Holanda, la quema de vacunas sobrantes se efectuará este mes de agosto.