Que ella trabaje y él no aumenta probabilidad de violencia

Que ella trabaje y él no aumenta probabilidad de violencia

Las mujeres cuya pareja está trabajando son muchos menos vulnerables a sufrir violencia de género que aquellas cuyos cónyuges no tienen empleo, una probabilidad de maltrato que se reduce a la mitad.