El supuesto artífice de Gürtel dice que ya "manejaba la pasta" en UCD

Tribunal del caso Gürtel
Tribunal del caso Gürtel |Telemadrid

El abogado Luis de Miguel, considerado el presunto "arquitecto financiero" de la evasión de capitales de la red de corrupción Gürtel, ha declarado hoy en el juicio que él ya era quien "manejaba la pasta" en UCD en 1976 y que "formaba parte de la administración de este partido".

En la vigésimo octava jornada de la vista Luis de Miguel ha explicado que las inversiones de las empresas por las que le ha preguntado la fiscal eran decididas por el presunto cabecilla de la trama, el acusado Francisco Correa, aunque ha aclarado que le falsificaron su firma varias veces, por ejemplo en un documento sobre una transferencia de 240.000 euros que se le ha exhibido.

No obstante ha negado que desde la sociedad Spinaker saliera dinero "a tutiplén" al exsecretario general del PP Francisco Álvarez Cascos y a los acusados en el caso Luis Bárcenas, extesorero del partido; Jesús Merino, exdiputado popular; Pablo Crespo exsecretario de Organización del PP gallego, y el propio Francisco Correa.

"Nunca he conocido ni a Cascos, ni a Bárcenas, ni a Merino" y "no tenía ni idea de la trama Gürtel de pagos de comisiones y cohechos que se han declarado en este sala", ha asegurado De Miguel, para quien la Fiscalía pide 18 años y seis meses de prisión en este caso Gürtel y que ya está condenado a 20 años de cárcel por ocho delito contra la Hacienda Pública sin relación con esta trama.

Luis de Miguel ha recordado que ya trabajó para actividades políticas desde la década de los setenta. "Formaba parte de la administración de UCD en las elecciones del 76. Era el que controlaba la pasta".