El sueldo bruto del Rey es de 292.752 euros, de los que 152.233 son para representación

El sueldo anual del rey en 2011, antes de aplicar las correspondientes retenciones de impuestos, se sitúa en 292.752 euros, de los que 152.233 se destinan a gastos de representación, mientras que el del príncipe de Asturias es de 146.375,50 euros. Únicamente el rey y el príncipe perciben una dotación personal, mientras que la reina, la princesa y las infantas Elena y Cristina tienen asignados sólo gastos de representación, en la proporción y cuantías que dispone don Juan Carlos para cada ejercicio. El secretario general de la Casa del Rey, Alfonso Sanz Portolés, ha presentado un detallado desglose de la asignación global que los Presupuestos Generales del Estado dedican a este órgano, unos datos que a partir de hoy son públicos a través de la web oficial de la Casa.

La reina, la princesa de Asturias y las infantas Elena y Cristina tienen asignado para 2011 un importe bruto máximo conjunto, en concepto de gastos de representación, de 375.000 euros, una cantidad fijada por el rey, quien también decide el reparto entre doña Sofía, doña Letizia y las dos infantas, en función de sus actividades oficiales.

Ni Iñaki Urdangarín, esposo de doña Cristina, ni Jaime de Marichalar cuando estaba casado con doña Elena han percibido nunca ingreso alguno procedente de la Casa del Rey, según ha recordado esta institución.

Los 292.752 euros brutos del sueldo de don Juan Carlos -de los que percibe 140.519 como dotación personal, al margen de los gastos de representación-, están sujetos a una retención mínima del 40 por ciento en el IRPF y suponen un 3,47 por ciento del total de 8.434.280 euros que percibe la Casa del Rey con cargo a los Presupuestos del Estado.

En cuanto a los 146.376 euros brutos anuales del príncipe -que percibe la mitad que el rey, por decisión personal de don Juan Carlos, desde hace unos diez años-, están sometidos a una retención mínima del 37 por ciento en el IRPF y, de ellos, 76.117 euros son gastos de representación.

El conjunto de la dotación y gastos de la Familia Real asciende a 814.128 euros, una partida que representa el 9,65 por ciento del presupuesto general de la Casa y que se ha reducido en un 15 por ciento respecto a 2010.

La asignación presupuestaria de la Casa del Rey se mantuvo congelada en 2010 y disminuyó en 2011 un 5,2 por ciento a petición de la propia institución, que trabaja con la perspectiva de una nueva congelación para 2011 y estudia además recortar en la medida de lo posible los gastos que dependen de departamentos ministeriales.

500 PERSONAS TRABAJAN PARA LA CASA REAL

Unas 500 personas trabajan para la Casa, si bien sólo 18 perciben sus retribuciones de la institución, mientras 139 cobran sus sueldos con cargo al Ministerio de la Presidencia y unos 350 dependen de otros departamentos o entidades. Según explica la Casa, los últimos Presupuestos del Estado aprobados antes de la entrada en vigor de la Constitución, los de 1979, fijaron para el rey una retribución bruta de 10,6 millones de pesetas, de los que 5,1 millones correspondían a su dotación personal y 5,5 a gastos de representación.

A partir de ese momento, la Casa formuló una consulta vinculante sobre cómo fijar este sueldo a la Dirección General de Tributos, que estipuló como cifra anual computable en el IRPF un 6 por ciento de la cantidad global incluida en los Presupuestos Generales para el conjunto de la institución.

Al reorganizarse la Casa en 1988, una nueva consulta a Tributos determinó que se tomara como base la cifra declarada a Hacienda en 1987 para actualizarla en años sucesivos con el porcentaje de incremento o reducción que establecieran los Presupuestos para el conjunto de las retribuciones de altos cargos del sector público.

Del conjunto de la asignación global de la Casa en 2011, un 47,89 por ciento corresponde a gastos de personal, que incluyen los de los once altos cargos (701.300 euros), dos funcionarios (143.000 euros) y cinco empleados de confianza (136.000 euros), así como los incentivos al rendimiento (2.825.700 euros) destinados a más de 350 personas adscritas a diferentes departamentos.

En la Casa trabajan 71 conductores del Parque Móvil y unas 80 personas de diversas profesiones que se encargan de tareas como limpieza, mantenimiento y comunicaciones.

Un total de 233.000 euros se dedican además a cuotas y prestaciones de previsión y gastos sociales, incluidas comidas diarias para 150 personas que trabajan en la Casa y subvenciones parciales del transporte público.

El capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios, que supone el 38,83 por ciento del total, es este año de 3.275.000 euros y engloba arrendamientos de equipos y cánones por derecho de uso de licencias (87.500 euros), reparaciones y mantenimiento de maquinaria (31.500) y material de oficina, suministros y comunicaciones (1.656.000).

También se incluyen las atenciones protocolarias y representativas que no dependen del Ministerio de Asuntos Exteriores -entre ellas la Pascua Militar y la recepción al Cuerpo Diplomático- (1,2 millones de euros) y las "indemnizaciones" o dietas de transporte, alojamiento o manutención por razón del servicio (300.000 euros).

Un fondo de contingencia de 206.152 euros para necesidades extraordinarias y una partida de 100.000 euros para inversiones en elementos de inmovilizado como equipos de oficina o licencias de desarrollos de "software" completan la asignación global de la Casa del Rey para 2011.