Los sindicatos de Aena convocan 22 días de huelga, incluida la Semana Santa

Las secciones sindicales de UGT, USO y CC.OO. en Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) han convocado 22 días de huelga entre abril, julio y agosto, como protesta contra la privatización del ente, por lo que los paros afectarán a varios días en plena Semana Santa. Los sindicatos de AENA han convocado paros para los días 20, 21, 24, 25 y 30 de abril; los días 2, 14, 15, 19 y 20 de mayo; los días 13, 23 y 30 de junio; los días 1, 2, 3, 4, 15 y 31 de julio y en agosto los días 1, 15 y 31.

De esta forma, los paros coincidirán con la Semana Santa y con la festividad del día 25 de abril en ocho comunidades (Baleares, Comunidad Valenciana, País Vasco, Aragón, Castilla y León, La Rioja, Cataluña y Navarra) y con la festividad del 2 de mayo en diez comunidades (Andalucía, Cantabria, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Asturias, Ceuta y Aragón).

En junio, es festivo el día 13 en Cataluña y el 23 en la Comunidad de Madrid y en Castilla-La Mancha. En julio y agosto los paros coincidirán con las operaciones salida y retorno de vacaciones, además de la festividad de la Virgen de la Paloma el 15 de agosto.

Los sindicatos CC.OO., UGT y USO, que representan a los 12.500 trabajadores que el ente tiene en plantilla excluidos los controladores, han registrado este martes en la Dirección General de Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo, la convocatoria de huelga ante la "negativa del Gobierno de rectificar su propuesta".

La huelga, que se iniciará los días 20, 21, 24 y 25 de abril, continuará en campaña electoral y durante las vacaciones de verano, tal y como venían anunciando los sindicatos que sacaron a la calle a miles de trabajadores el sábado 26 de febrero en una multitudinaria manifestación en Madrid.

En un comunicado, los sindicatos CC.OO., UGT y USO reiteraron su disposición a negociar para solucionar un "grave conflicto", si bien dudaron de la disposición del Ministerio de Fomento, al que responsabilizaron "directamente" de lo que pueda pasar en los aeropuertos la próxima Semana Santa.

En su escrito de convocatoria los sindicatos convocantes justificaron la huelga por la retirada de la nuevo modelo de gestión de AENA que, según argumentan, "conllevará el cierre de aeropuertos que prestan un servicio público imprescindible a la cohesión social, territorial y su desarrollo económico". Además, rechazan las concesiones en la gestión de los aeropuertos, como en Barajas y El Prat, porque supondrá la creación de aeropuertos de primera, segunda, tercera y cuarta categoría de nivel de prestación de servicios en detrimento de la seguridad y calidad de las operaciones y en perjuicio del desarrollo económico y social de determinados territorios y comunidades autónomas.

Los sindicatos convocantes, que pidieron disculpas a los usuarios perjudicados por la huelga, aseguraron que con la privatización de hasta el 49% de AENA que plantea el Gobierno se "perderán miles de puestos de trabajo, se cerrarán aeropuertos o tendrán que financiarse con cargo a los impuestos de los ciudadanos cuando ahora no cuesta un solo euro a los ciudadanos". En esta línea, aseguraron que irán a la huelga por "responsabilidad" y "mirando a medio plazo", ya que es "su obligación defender un servicio público seguro y de calidad".

Fuentes sindicales han informado que en el escrito se hace un llamamiento a la negociación y se subraya que hay tiempo "suficiente" para evitar la huelga.

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado que tiene previsto convocar este jueves una reunión con los sindicatos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) con el fin de evitar la huelga anunciada entre abril y julio en los aeropuertos españoles.

CACEROLADA EN BARAJAS

Además, los empleados del aeropuerto de Barajas han convocado para mañana miércoles la segunda "cacerolada" en la T2 para expresar su rechazo a la privatización de AENA, a la pérdida de la condición de trabajadores públicos y a la precariedad laboral.

La convocatoria de este acto de protesta ha sido consensuada por la asamblea de trabajadores y respaldada por los sindicatos CGT y Asobopa (Asociación de Bomberos).

Al término de la protesta, se enviarán al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, 5.000 de las 15.000 firmas que los empleados de Barajas han recogido en las últimas tres semanas en el transcurso de la "acampada permanente que realizan en la T4". Las firmas serán también remitidas al ministerio de Fomento y al Defensor del Pueblo, al que solicitarán su intervención para evitar que se lleve a cabo un proceso privatizador que, aseguran, supondrá un retroceso en las condiciones laborales de más de 9.000 trabajadores.