El simposio 'España contra Cataluña' arranca entre críticas y denuncias al fiscal

El simposio "España contra Cataluña", defendido por la Generalitat como un congreso académico que "no quiere imponer nada", ha comenzado hoy sus tres días de andadura bajo una lluvia de críticas de la oposición y del Gobierno, que lo ha descalificado por su "flagrante falsificación histórica".

Tras unas horas previas marcadas por las denuncias a la Fiscalía de PPC, Ciutadans y UPyD por "incitación al odio", el conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha inaugurado hoy en el Instituto de Estudios Catalanes (IEC) el simposio "España contra Cataluña: una mirada histórica (1714-2014)", organizado por esta institución y el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña de la Generalitat.

La polémica por el simposio ha quedado de algún modo solapada tras el anuncio del pacto entre el presidente catalán, Artur Mas, con ERC, ICV-EUiA y CUP para que la consulta soberanista se celebre el próximo 9 de noviembre con la pregunta "¿Quiere usted que Cataluña se convierta un Estado?" y la subpregunta de si se quiere que ese Estado sea "independiente".

El conseller Homs ha contestado en la inauguración del simposio a las críticas y ha lamentado que haya dirigentes políticos que "usen" la historia para ganar posiciones que no obtuvieron en las urnas.

Desde el Gobierno, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha señalado que el simposio es "una flagrante falsificación de la historia" y que "ayuda poco" a "mejorar la convivencia entre algunos catalanes y el resto de los españoles"

Por su parte, el titular del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha alertado hoy de la "fractura social y familiar" que se está generando en Cataluña a raíz de iniciativas como este congreso.

HOMS: SIN PRETENSIÓN DE IMPONER NADA

Sin embargo, en su discurso inaugural, Homs ha defendido que el simposio es académico, no tiene la "pretensión de imponer nada" ni compromete tampoco una "realidad bien viva" como es el "afecto de los catalanes hacia España".

Homs ha señalado que no se hablará de "la verdad" porque en historia no hay una única verdad, y que no tiene "ninguna pretensión de imponer nada" porque se hace desde el "rigor académico".

Aunque en la primera jornada se hayan tratado episodios de conflictos entre Cataluña y España, Homs ha dejado claro que el "afecto" del pueblo catalán hacia España también es "una realidad bien viva" y ha subrayado que el proceso soberanista se debería hacer no únicamente sobre la base de la historia, y con la premisa de "respeto y estima" a los pueblos de España.

Tras la polémica levantada, el conseller ha lamentado que haya "intentos de dirigentes políticos de utilizar la historia para ganar una posición que por la vía democrática no han conseguido".

RUBALCABA: UN DISPARATE

Para el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el simposio es un "disparate" que, ha dicho, "parece pensado para enfrentar a Cataluña con el resto de España".

La presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que ha llegado el momento de decir "basta" a las "mentiras" del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

En cuando al proceso judicial, el Ministerio Público ha anunciado hoy que el fiscal especializado en Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, estudiará las denuncias presentadas por PPC, Ciutadans y UPyD para decidir si abre diligencias de investigación o archiva el caso.

Pese a la tensión de las declaraciones, el seminario ha arrancado con normalidad en el IEC, con la única manifestación visible de un grupo de unas diez personas con banderas catalanas y españolas y pancartas con lemas como "los nacionalistas están locos".

Tras la inauguración, la Sala Prat de la Riba del IEC ha acogido la lección inaugural del catedrático emérito de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Josep Fontana, bajo el título "España y Cataluña, trescientos años de conflicto político", y posteriormente se han celebrado conferencias sobre la "represión institucional, política y administrativa" y la "represión económica y social".

Fontana ha asegurado que no tiene miedo por las peticiones a la Fiscalía de que investigue el congreso y, ante la posibilidad de que se organice otro congreso de historia -como propone el PPC-, el académico ha comentado que no asistirá porque seguramente "no sería bien recibido", pero que leerá "con atención" las ponencias.

El programa del simposio incluye más conferencias mañana, en torno a la "represión cultural y lingüística"; y el sábado, sobre el "exilio", con títulos como "300 años de españolismo en Cataluña", "La economía catalana y el coste de las desigualdades españolas" o "La apoteosis del expolio: siglo XXI", entre otras.

Las sesiones, en las que participan una veintena de catedráticos, están presididas por el profesor de Ciencia Política de la Pompeu Fabra (UPF) Ferran Requejo; Gaspar Feliu, catedrático emérito de la Universidad de Barcelona (UB); Carles Boix, catedrático de la Universidad de Princeton; el escritor Antoni Dalmau; y Oriol Amat, catedrático de Economía Financiera de la UPF.