Se publican los nuevos formatos de antibióticos que se adecuarán a la duración de los tratamientos

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado los nuevos formatos en que deberán comercializarse los antibióticos en un plazo máximo de seis meses, con el fin de adaptar el número de dosis a la duración del tratamiento más habitual.

El objetivo de la medida es evitar que los envases que contienen medicamentos se terminen tirando, con el consiguiente derroche económico en la actual situación de crisis.

La AEMPS, que ha elaborado la tabla de nuevos formatos en colaboración con las principales sociedades científicas de médicos y farmacéuticos de atención primaria, establece que el titular de la autorización de comercialización no podrá liberar nuevos lotes de los formatos antiguos transcurrido un plazo de seis meses.

No obstante, podrá mantener los medicamentos con formatos antiguos en los canales farmacéuticos durante un año.

LOS ANTIBIÓTICOS CON NUEVO FORMATO

Los antibióticos afectados son la doxicilina, amoxicilina, amoxicilina/bromhexina, fenoximetilpenicilina, cloxacilina, cefalexina, cefadroxilo, cefuroxima, cefaclor, cefixima, cefpodoxima, ceftibuteno, eritromicina, claritromicina, azitromicina, ofloxacino, ciprofloxacino, norfloxacino, levofloxacino, ácido fusídico, metronidazol, tinidazol, nitrofurantoína e itraconazol.

Todos los nuevos formatos contendrán más unidades que los vigentes; hay algún formato que se retira y otros permanecen sin cambios, según las instrucciones publicadas.

En ellas, la AEMPS considera también de interés sanitario disponer de nuevas dosis en un grupo pequeño de antimicrobianos (fenoximetilpenicilina, cloxacilina, ofloxacino, metronidazol y tinidazol), por lo que insta a los titulares interesados a presentar los nuevos formatos.