Habrá pruebas de cáncer de colon, mama y cérvix comunes en toda España

Todos los hombres y mujeres mayores de 50 años, y hasta los 69 años, podrán someterse al cribado del cáncer colorrectal, una prueba que será incluida dentro de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), según ha anunciado este martes la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, tras la reunión con las comunidades autónomas dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Así, por primera vez, todos los servicios de salud incorporarán las pruebas para la detección precoz de este cáncer para el que "detectarlo a tiempo es clave", ha señalado. "Se trata de una prueba que salva vidas, era nuestra obligación", ha reiterado, al tiempo que afirmado: "no sabes cuánto va a ser el coste de su puesta en marcha y aplicación; pero el coste no importa, lo importante es salvar vidas".

La previsión es alcanzar una cobertura poblacional del 50 por ciento en 2015, e inicialmente la prueba, que ha recordado ha de demostrado beneficio para tratar de forma precoz uno de los tumores de mayor incidencia en los países desarrollados, se podrá realizar cada dos años. Asimismo Sanidad ha llegado a un acuerdo con las CCAA para unificar los criterios de los cribados en cáncer de mama, es decir las mamografías que ya se realizan pero con distintos criterios; a partir de ahora se realizará a todas las mujeres de entre 50 y 69 años, con una revisión cada dos años; lo mismo ocurre con el cáncer de cérvix que se realizará a mujeres de 25 a 65 años, con una periodicidad de entre tres y cinco años.

REPRODUCCION ASISTIDA

Ser "mujer estéril" será el requisito determinante para poder acceder a tratamientos de reproducción asistida en el sistema sanitario público, tal y como se ha acordado hoy en el Consejo Interterritorial de Salud, que ha presidido la ministra de Sanidad, Ana Mato.

La inclusión del requisito de esterilidad en la cartera de servicios básica común ha generado el rechazo de algunas comunidades autónomas como Andalucía, el País Vasco, Canarias y Asturias y de las asociaciones de homosexuales al entender que deja fuera de la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles pero que necesitan de estos tratamientos para poder ser madres.

Los responsables del Ministerio de Sanidad y los consejeros autonómicos han aprobado la nueva cartera básica del Sistema Nacional de Salud en relación con varios ámbitos, como la reproducción asistida, según la cual, estos tratamientos se financiarán "por motivos terapéuticos o preventivos".

El acuerdo, al que la ministra solo se ha referido al ser preguntada por los periodistas, incluye también como requisitos para recibir esta prestación, además de ser estéril, no tener más de 40 años en el caso de la mujer y de 55 para los hombres.

Mato ha asegurado que con esta medida no se modifica el decreto de 2006 que establecía que la reproducción asistida solo se financiaba públicamente cuando hubiera un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida.

Y ha subrayado que "cualquier mujer que tenga un problema para tener un hijo, apreciado por un médico, tendrá acceso a la financiación pública de la reproducción asistida".

La ministra ha explicado que en el texto de la propuesta se introducía en un principio el término de pareja pero que ha habido un problema de interpretación -"no sé si intencionado o malintencionado", ha dicho-, y que, por ello, se ha sustituido finalmente por personas.

"No ha habido ninguna modificación respecto a lo previsto pero a lo mejor alguna comunidad autónoma lo que pretende es ampliar la cartera de servicios ampliando las prestaciones", ha replicado Mato para contestar a las críticas de algunos consejeros autonómicos, como los de Andalucía, Asturias y País vasco.

Además, se han aprobado requisitos comunes para las unidades de cuidados intensivos pediátricas y neonatales, de tal forma que los padres y las madres podrán permanecer con su hijo hospitalizado en ellas las 24 horas del día. EFE