11-M: La prueba que mandó a prisión a Zougam puede quedar invalidada

Jamal Zougam fue condenado a 42.917 años de cárcel como autor material de los atentados del 11-M. La principal prueba de cargo contra el fue el testimonio de dos mujeres de nacionalidad rumana que aseguraron haberle visto colocar la bomba que estalló en el cuarto vagón del tren estacionado en Santa Eugenia. Pero ese testimonio puede quedar invalidado ahora.

Un juzgado madrileño ha imputado a las dos testigos por falso testimonio.

La imputación a las rumanas se basa en dos hechos. Una de ellas no declaró hasta casi un año despues de la masacre, pero solo 15 días después de que Interior le negase indemnización y papeles.

Despues de identificar a Zougam, fue admitida como víctima y cobró 48.000 euros. Es prosible que la otra ni siquiera estuviera en el tren. A partir de ahora, y en el peor de los casos, ambas testigos podrían ser condenadas a entre tres y cuatro años de cárcel.

En el caso de Zougam, que lleva desde 2004 en una celda de aislamiento, solo una condena por falso testimonio podría suponer la revisión de su sentencia.