El primer eclipse solar del año se producirá este martes, aunque no será completo

El primer eclipse solar del año tendrá lugar este martes y será anular --la luna no llega a tapar la totalidad del sol--, se podrá ver en España y en el resto Europa y el este de India. El fenómeno se producirá en España a partir de las 8.19, coincidiendo con la salida del sol, cuando la luna tape al astro desde la perspectiva de la Tierra. La fase de ocultación máxima se producirá a las 8.58 horas y terminará a las 10.18 horas.

Según ha señalado el astrónomo Ricart Casas, al tratarse de una hora "tan temprana", aquellos que estén en la zona este del país podrán verlo "más claramente que en la zona oeste" de la península, donde se hace de día más tarde. Del mismo modo, ha apuntado que no habrá "apenas diferencia de luz", precisamente porque al coincidir con la salida del astro la claridad del día no es completa y el sol "todavía está muy bajo en el horizonte".

Aún así, Casas ha recomendado a aquellos que quieran ver el fenómeno, que tomen las precauciones pertinentes y utilicen gafas especiales porque "mirar al sol siempre es peligroso".

El Planetario de Madrid ha organizado una observación pública del eclipse parcial de sol. En concreto, el Planetario ofrecerá a los visitantes la posibilidad de contemplar, de modo gratuito, la imagen del eclipse parcial captada por el telescopio del propio planetario, que será proyectada en la Sala de Proyecciones y comentada por especialistas.

En cuanto al resto del mundo, el eclipse se encontrará en su máximo en el amanecer en Inglaterra, con un 75 por ciento de su diámetro cubierto, y entonces gradualmente emergerá a lo largo de la siguiente hora y 20 minutos. En París o Berlín, el 80 por ciento estará cubierto cerca del amanecer. Más al este, el Sol estará un poco más arriba en el cielo cuando el eclipse llegue a su máximo, con un 67 por ciento cubierto en Atenas.

Por su parte, el y presidente del Grupo de Trabajo de la Unión Internacional Astronómica sobre Eclipses de Estados Unidos, Jay Pasachoff, ha explicado que "los eclipses parciales no suelen ser

útiles a los científicos, aunque el borde de la luna que avanza puede ayudar a los radio astrónomos a identificar las tormentas solares".