Un total de 35 presos etarras abandonan su huelga de hambre

Un total de 35 presos etarras, entre ellos Iosu Uribetxebarria Bolinaga, el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi y el histórico dirigente de ETA Francisco Múgica Garmendia, "Pakito", han abandonado este miércoles la huelga de hambre que mantenían, según han informado fuentes penitenciarias.

Entre estos 35 reclusos que hoy han puesto fin a sus protestas para exigir la puesta en libertad de Uribetxebarria -condenado por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara- figura el etarra José Ángel Lerín Sánchez, "Jacinto".

El número de reclusos etarras que iniciaron estas protestas llegó a alcanzar una cifra de 273, aunque desde Instituciones Penitenciarias se insiste en que el seguimiento del ayuno es intermitente y muchos de ellos comen en sus celdas alimentos comprados en los economatos. Dada esta situación, la cifra total de presos que siguen en estos momentos secundando la huelga de hambre es imprecisa.

BOLINAGA DIO EL PISTOLETAZO DE SALIDA

El preso etarra enfermo de cáncer Iosu Uribetxebarria Bolinaga ha puesto fin hoy a la huelga de hambre que inició el pasado día 8 para reclamar su excarcelación, acción que llegaron a secundar 273 presos, aunque de forma intermitente ya que algunos de ellos solo la mantuvieron 24 horas. Bolinaga ha decidido terminar con su protesta por "la situación de extrema debilidad de su estado de salud", según ha explicado el portavoz de Herrira a las puertas del Hospital Donostia donde permanece ingresado. Otras fuentes cercanas al centro sanitario han precisado que el abandono del ayuno ha sido por prescripción médica tras caerse el preso esta mañana en el baño de su habitación.

El etarra, condenado por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, se encuentra actualmente enfermo de cáncer en fase terminal en el centro hospitalario donostiarra a donde fue trasladado desde la prisión de León el pasado 1 de agosto. Siete días después el recluso decidió iniciar su huelga de hambre para reclamar su puesta en libertad para continuar su tratamiento fuera de prisión, medida que fue secundada en un principio por una treintena de presos de cárceles de España y Francia.

El Ministerio del Interior destacó el pasado día 9 que Bolinaga no estaba colaborando para que se pudiera "conocer su pronóstico vital" y fundamentar "cualquier decisión" a adoptar, pues se había resistido a que se le practicaran pruebas médicas y había comenzado a rechazar la comida. Sin embargo, el día 13 el preso accede a someterse a pruebas diagnósticas en el Hospital de Donostia que después han servido para elaborar el informe forense que determina su estado terminal.

PRESOS EN HUELGA DE HAMBRE

Instituciones Penitenciarias informó entonces de que ya se había elevado a 108 los presos etarras que mantenían una huelga de hambre, cifra que se elevó a 273 el pasado día 15. En ningún momento esos presos necesitaron de asistencia médica, según Prisiones, que explicó que muchos de los internos en huelga de hambre informaban de que no iban a acudir al comedor de la prisión y después se alimentaban en sus celdas con lo que habían adquirido previamente en los economatos.

También variaban ante las autoridades de las cárceles su decisión de abandonar o continuar el ayuno cuando los funcionarios les veían comiendo. Asimismo, cuando los funcionarios les pedían explicaciones al verles comer ellos utilizaban la excusa de que habían rellenado el formulario de comunicación de huelga de hambre en euskera, donde solo constaba que dejaban de comer en el patio.

FRANCISCO MÚGICA GARMENDIA, ALIAS "PAKITO"

La noticia de que Bolinaga ha puesto fin a su huelga coincide con el abandono de ayuno del etarra Francisco Múgica Garmendia, alias "Pakito", ex número uno de ETA durante quince años, que permanecía sin comer desde el pasado 16 de agosto, día en que tenía en su celda un bote de aceite con ajos y un envase de lecitina de soja, según han informado fuentes penitenciarias. Durante el tiempo en que se ha mantenido la huelga de hambre de Bolinaga se han celebrado concentraciones a las puertas del Hospital Donostia, convocadas por el colectivo de apoyo a los presos de ETA Herrira, y también ha recibido la visita del diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano (Bildu).

OTEGI TAMBIÉN DEJA LA HUELGA DE HAMBRE

El líder abertzale, Arnaldo Otegi, interno en la cárcel de Logroño también ha comunicado este miércoles que abandona la huelga de hambre que inició el pasado sábado 12 de agosto en solidaridad con el secuestrador de Ortega Lara Josu Uribetxeberría Bolinaga, y otros 13 presos para los que los internos de ETA y la izquierda abertzale piden su liberación por motivos de salud, han informado a Europa Press fuentes penitenciarias