La preocupación por el paro llega al 83,9% de los españoles, récord de la década

inem_anasamboal
inem_anasamboal

La preocupación de los españoles por el paro ha vuelto a subir y es citado como principal problema por el 83,9 por ciento de los encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la cifra más alta de la última década. Según el barómetro del CIS correspondiente al mes de febrero hecho público hoy, tras el desempleo, el 51,6 por ciento cita como principal preocupación los problemas de índole económico (porcentaje que ha bajado 1,5 puntos en un mes), seguidos muy de lejos por la clase política y los partidos (17,8 por ciento, casi tres puntos menos que hace un mes).

Para el 79,2 por ciento de los encuestados la situación económica en España es "mala o muy mala", opinión que ha mejorado casi un punto y medio respecto al anterior barómetro, y sólo un 20 por ciento cree que será mejor dentro de un año, porcentaje que se mantiene prácticamente estable. No obstante, no cunde el pesimismo entre los españoles que trabajan y el 76,1 por ciento, casi la misma cifra que en enero, ve "poco o nada probable" perder su empleo actual en los próximos doce meses.

LOS PARADOS

La otra cara de la moneda la ofrecen los encuestados que se encuentran en paro, ya que la mayoría (57,4 por ciento) ve "poco o nada probable" conseguir un puesto de trabajo en este año. Con este panorama, el paro se sitúa como principal problema para el 83,9 por ciento de los españoles, un punto y medio más que hace un mes y el porcentaje más alto de los últimos diez años.

Después del paro, los problemas económicos y la clase política, los encuestados citan como principal preocupación la inmigración (12,6 por ciento) y la inseguridad ciudadana, que sube un poco más de dos puntos y es mencionada por el 9,4 por ciento.

EL TERRORISMO

El terrorismo y ETA baja así un puesto en la lista de inquietudes y sólo es citado por el 5,6 por ciento de los consultados, frente al 7,4 por ciento que lo mencionó hace un mes.

También ha mejorado la percepción de los españoles sobre la situación política, ya que, aunque es calificada de "mala o muy mala" por el 63,9 por ciento de los encuestados, son 4,4 puntos menos que en el anterior sondeo.

Más de la mitad (el 52,7 por ciento) cree que dentro de un año seguirá igual. Para realizar este barómetro el CIS encuestó a 2.471 personas entre el 1 y el 11 de febrero.