El plan de reforma de la administración pública

El plan de reforma de la administración pública

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado hoy una veintena de las 217 medidas concretas que propone el informe elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas.

Son las siguientes:

- Elaboración de un Presupuesto de base cero, analizando especialmente los capítulos II (gastos corrientes) y VI (inversiones reales) de todos los Ministerios.

- Gestión común de la Tesorería de los departamentos y organismos de la administración. Rajoy ha cuantificado en más de 4.800 las cuentas bancarias cuyo titular es la administración central.

- Recomendaciones a las comunidades autónomas para acabar con duplicidades en órganos institucionales como agencias de meteorología, agencias de energía u oficinas de defensa de la competencia.

- Principio de unidad de acción exterior. El Gobierno ha ofrecido ya a las comunidades instalar en las embajadas de España sus oficinas de representación en el exterior. El presidente ha explicado los "avances notables" que se han producido en este punto, gracias a los convenios ya firmados entre Exteriores y algunas autonomías.

- Se regulará el tipo de organismos y entidades públicas de nueva creación. Así, habrá que justificar los motivos y recursos con los que va a funcionar y se realizará un seguimiento riguroso de su cumplimiento.

- Simplificación de los procedimientos de evaluación ambiental.

- Puesta en marcha de una ventanilla única para el comercio exterior.

- Convertir la administración electrónica en "plena realidad".

- Una historia clínica digital para cada paciente, de forma que pueda ser consultada en cualquier punto del territorio nacional. El objetivo, ha dicho Rajoy, es que la sanidad siga al ciudadano y no que tenga que ser el ciudadano el que persiga a la sanidad.

- Cita previa electrónica en el Servicio Público de Empleo o en las Jefaturas de Tráfico.

- Puesta en marcha de un tablón de edictos único de todas las administraciones públicas.

- Creación de la factura electrónica en las administraciones para facilitar las relaciones comerciales con sus proveedores.

- Control de la deuda comercial del sector público. Para que el sistema sea sostenible, no es sólo necesario el control de la deuda pública, sino el de la deuda comercial, la que se paga a los proveedores, ha argumentado Rajoy. La medida obligará a las administraciones a establecer y publicar el periodo medio de pago de sus facturas, de forma que los proveedores puedan reclamar si hay retrasos y se evite la existencia de facturas "en el cajón".

- Plan "Emprende en 3", ya aprobado por el Ejecutivo, que agiliza los requisitos y el tiempo para poner en marcha una empresa.

- Reconocimiento mutuo de las autorizaciones entre las distintas administraciones del Estado. Es el caso de las licencias de caza o de pesca de las comunidades autónomas, una de las reclamaciones más planteadas por los ciudadanos.

- Puesta en marcha de un servicio general de notificación electrónica. Rajoy ha explicado que una notificación postal cuesta una media de 2,55 euros, mientras que la notificación electrónica no supera los 0,9 euros.

15.000 INMUEBLES A LA VENTA A PARTIR DEL PRÓXIMO VIERNES

Además, el Gobierno sacará a la venta, a partir del próximo viernes, 15.000 de los inmuebles de los que es titular el Estado, como una de las medidas de ahorro de la reforma de las administraciones.

Entre los inmuebles, según fuentes del Ejecutivo, figuran ocho o diez edificios emblemáticos, además de viviendas y solares como el de la madrileña calle Padre Damián, cuya venta servirá para financiar las obras de remodelación del antiguo edificio del Instituto Nacional de Industria (INI), que albergará la sede del Ministerio de Exteriores.

En el último año, el Gobierno ha renegociado además a la baja 356 de los contratos de arrendamiento que mantiene, lo que ha supuesto un ahorro para las arcas públicas de 40 millones de euros.

El Gobierno comenzó hace año y medio el estudio pormenorizado de los 55.000 inmuebles de los que dispone la Administración General del Estado para optimizar su uso y aplicar políticas de ahorro.

La mayoría de ellos, cerca de 35.000, son fincas rústicas; alrededor de 15.000, edificios; más de 350 inmuebles están en el extranjero (la mayoría embajadas); y 4.000 son solares.

Es una de las medidas de ahorro incluidas en la reforma de la administración que el Ejecutivo ha puesto ya en marcha y que se complementará en los próximos meses con la implantación de las 217 propuestas concretas que contiene el informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones que llegará el próximo viernes a la mesa del Consejo de Ministros.